You are here

Tus labios como camisas, hulen a neblina (por Chris Gregory)

Tus camisolas bastardas
Blancas como una llenura de hielo
Se deshacen entre uñas,
Se desgarran sutilmente
Como vaso de hielo al caer.

Se como casi hueles
Puedo saborear tus olores camuflados
En veneno blanco.

Puedo oler la lavanda
En tus ojos,
Puedo oler la boca cerrada
Al tocar tu brazo.

Puedo ver como ya las camisas
Blancas, como mar de hilo
Se mancharon con el rojo apasionado
Y ya hules diferente, hueles
A tus camisas, bañadas de sudor negro.