You are here

Regresaré (por Manuel Jordan)

La Nostalgia muchas veces me abate
Nublando de momento mi alegría
Pues me ausento de ti OH patria mía
Y es motivo que a mi corazón deshace
Muchos años he pasado en el destierro
Obligado por circunstancias duras
Enfermedad que me aflige y que perdura
Pero regresaré,  aunque sea en mi entierro
Regresaré pronto,  pues quiero verte
Antes de alejarme de esta vida
Volveré aun después de mi partida
 
    Aunque me tenga que llevar la misma muerte
    No Desafío lo imposible en mi expresión
    Pues lo digo con humildad sana y serena
    Mas le pido a Dios,  mire mi pena
    Y me permita regresar en su favor
    Cuanto anhelo oír el sonido del coquí,
el canto del gallo en la madrugada
Zambullirme en tus ríos y en tus ensenadas
Ir a mi Cataño, luego a Manatí
Hacer mi bohío alto en una loma
Poner una hamaca entre flamboyanes
¡Ordeñar las vacas! ¡Tener animales!
Sembrar el café para oler su aroma
Cuanto anhelo ese momento en mis desvelos
Pensamientos que la musa inspira
Regresar a mi islita tan querida
Antes de ausentarme y volar al cielo
Si mi ausencia perdurara, sólo anhelo
Como he dicho antes en mis poesías
Que me arropen con tu bandera en aquel día
Y que entierren mi estuche allá en tu suelo.
Volveré con una golondrina
Que voló allende de la mar
Regresaré, Borinquen muy querida
Aunque en sus alas me tenga que llevar
Me verán llegando al horizonte
Desde allí mis ojos mirarán
La belleza, flora y fauna de tus montes
Lo profundo y cristalino de tu mar
Contemplaré el cielo y su expansión
Y al sol caribeño que te arrulla
Observaré al jibarito que en su amor
Desciende desde Utuado o de Jayuya
Viene muy contento con una sonrisa
Con una esperanza que sana su herida
Aunque en su amargura su alma hecha triza
Por los sufrimientos que le da la vida

Pero se consuela en su buen Creador
A otros compadece con su ¡ay bendito!
Es un hombre humilde de gran compasión
Y espero admirarlo desde el infinito
Volveré temprano al llegar la aurora
Con primos colores como el arco iris
Vendré acompañado en aquella hora
Con ángeles alados y de querubines
Volveré mi Puerto Rico querido
Aun después de mi cuerpo inerte
egresaré como pródigo perdido
En alas de la vida o de la muerte!