You are here

Ensueños De Mi Querer (por Manuel Jordan)

Ensueños De Mi Querer
(A mi Puerto Rico querido)

Tierra que me vio nacer
A ti van mis anhelos
Aun estando en mis desvelos
O en profundo anochecer
Suelo de Diego y Gautier
Y bardos que te dieron gloria
En ti quedaron memorias
De mi claro amanecer
Flores frescas del vergel
También residuos de escoria

Tierra que me dio este ser
Nido que me vio volar
Aquel puntito en el mar
Ensueños de mi querer
Perfume que puedo oler
Aun estando a la distancia
Me arropa con su fragancia
Inundando mis sentidos
Mi Puerto Rico Querido
Motivo de mi esperanza

Esperanza de que un día
A ti pueda regresar
Para poder disfrutar
De tus bellas melodías,
Del lindo coquí y sus crías,
Del ruiseñor y el turpial,
Del gallo con su cantar,
De tu fauna y de tu flora,
Los lirios, las amapolas
Y aromas del cafetal…

Las frescas brisas del mar,
De tus playas y tus ríos,
De tus bateis, tus bohíos,
De tu hermoso flamboyán,
De Arecibo, San Germán,
De mi Atenas, Manatí,
Cataño, do yo nací,
De un mapellé, de una plena,
De hogaza la boca llena
Y un buen buche de Maví

Son mis ensueños así…
Mi ausencia llora y anhela
Que al escribirse mi esquela
Mi laúd se encuentre en ti
Para que mi hosa, al sentir
Tu vibración cual arrullo
Florezca como capullo
Ya sea de rosa o clavel
Que mis ojos vuelvan a ver
¡A ti Borinquen, mi orgullo…!

Ya Dejaré De Llorar
(Duelo en mi ausencia)

Un día fui preguntado
“¿Por qué tú lloras poeta?”
Yo le contesté obligado
(Con las manos en la cabeza)
“Es que me siento apenado
¿No ves que estoy exiliado
Lejos, ausente de mi tierra?

Vivir aquí no es lo mismo
Ya yo no escucho el coquí
Nunca he visto un colibrí
Una orquídea, ni aun un lirio

No existen las amapolas
Helechos, ni un tulipán
Y es imposible encontrar
Las quenepas o acerolas

Ya la alondra no se asoma
No se escucha el ruiseñor
Con su trino, su primor
Que en Borinquen nos sazona

Viene y se va la aurora
Sin causar mucha emoción
¿Dónde se encuentra la flor
Que deleita con su aroma…?

No se ven niños en la loma
Ni jugando en el batey
No se conoce el mamey
Ni el puro café se toma

El gallo aquí no es el rey
Dando al pecho con sus alas
Cantando de madrugada
Estableciendo su ley…

No se consiguen guayabas
Guanábanas ni corazones
Hicacos, ¡Menos anones!
Ni parchas, quizás papayas…

Difícil escuchar un seis
Aguinaldo o mapellé
¿Y no lo ha notado usted…?
¡Ni siquiera un le lo ley…!

Extraño el arroz con juey
Es muy escaso el mondongo
Se conoce más el hongo
Que vende el chino en su grey

El invierno nos engorda
El verano dura muy poco
No existe el dulce de coco
La marota ni la torta

¿Cómo no voy a llorar
Si anhelo tanto mi tierra?
No hay árbol de flamboyán
Ni una hamaca donde estar
¡Para dormir una siesta…!

Y el jíbaro dónde está?
¡No se tienen ni vecinos!
Nos acompaña Soledad
Y hay tanta tanta maldad
¡Que como presos vivimos…!

Ya dejaré de llorar
Cuando el manto de mi tierra
Me arrope con su belleza
Cuando me vea regresar…”

Ensueños De Mi Ausencia

Isla de encantos y sueños
Paraíso de frutas y flores
Perla de lindos colores
Princesa del suelo caribeño
Gloria y honor a tu dueño
Cuyo aliento sublimar
Te honró más al crear
Al jíbaro puertorriqueño
Quien en ausencia me empeño
Con gran honor representar

Al otro lado del gran mar
En inmenso continente
Ausente de mi buena gente
Mas soñando el regresar
Mientras tanto quiero honrar
Mi bandera y mi cultura
Y a toda la gente pura
Desde mis ancestros taínos
Hasta el humilde campesino
Por medio de mi escritura

Bella isla, es tu hermosura
Lo que me incita a soñar
Ausente de ti, mi lar
De tus lomas y llanuras.
En mis sueños, una aventura
Regresaba a tus riberas
Subía a la Cordillera
Y descendía en una jaca
Luego me mecía en hamaca
En casa de Tito Llera

Ya blanca mi cabellera
Por la nieve de los años
Pedía que en mi Cataño
Su escudo desapareciera
Que en su lugar se escogiera
Uno algo más creativo
Con símbolos y votivos
Que representen su historia
Pues el escudo da gloria
Cuando es representativo

Luego de allí me despido
Al acortarse mi aliento
Sea en las alas del viento
O entre llantos y suspiros
Mis amigos, yo les pido
No os olvidéis de mí
Pues en mi sueño me vi
Que en un laúd de madera
Enterraron mi calavera
En mi Atenas, Manatí…

Mi Última Danza

Años vienen, años van
Yo de tristeza me muero
Exiliado en el extranjero
Lejos de mi bello lar

Pues no veo una señal
Parece no haber salida
Escapándose mi vida
Alejado de mi hogar

Jamás yo podré olvidar
A mi Puerto Rico amado
Aunque me encuentre exiliado
Al otro lado del mar

Hoy, los años al pasar
Mi choza se debilita
Como una flor marchita
Cortada de su ramal

O como triste navegar
De una barca algarete
La cual la mar estremece
Haciéndola naufragar

A pesar de este causal
Me aliento con la esperanza
Que pronto, mi última danza
En Borinquen la he de dar…

Cantos A Mi Manatí

Manatí de mis recuerdos
Cuanto extraño tus riberas
Tus lomas y tus praderas
Tu Manuatabón, bello pueblo…
Estando loco o siendo cuerdo
No me olvidaría de ti
Porque en tu suelo aprendí
La decencia y el ornato
Y si tengo algo de literato
En ti Atenas lo aprendí

En ti contemplé al coquí
Al ruiseñor y al turpial
Me cautivo el flamboyán
La amapola y el alelí
Aprendí del colibrí
De la rosa y el clavel
En casa de Clarivel
En el camino hacia Ciales
Donde vi los animales
Y belleza del vergel

Caminante en tus veredas
Siento ser al recordar
El Cantito y el piñal
De la antigua carretera
Voy entrando en tus parcelas
Las Panainis y Amadeos
Luego en las Márquez me veo
Visitando allí a mi madre
Mas al no encontrar a nadie
De tristeza tambaleo…

Hacia Pugnado volteo
Para ver a mi sobrino
Luego en la cuesta me empino
Hasta Monte Bello, creo
De ahí, sintiendo un jaleo
Irme pa´l pueblo dispongo
Para comerme un mondongo
En la plaza del mercado
Llegando en troli montado
Como, cual fiera del Congo

Ya no sintiéndome mongo
Llego en una bicicleta
Al Salón de los Poetas
Donde a recitar me pongo
No regatón ni milongos
Los que jamás yo aprendí
Mas mi inspiración allí
Llevo cual gallo en mi pico
Liras para Puerto Rico
Cantos a mi Manatí…
 

Tan Lejos de Mi Lar…

Es triste vivir exiliado
Lejos de aquel suelo
Que me vio nacer
Pasan tantos años
Solo, desterrado
Y sin la esperanza
De jamás volver…
Sin ver una luz
Al final del túnel
Lleno de tinieblas
Densa oscuridad
Solo la nostalgia
Que a exiliados une
En tierras lejanas
Allende la mar…

Es un trago amargo
Verse desterrado
Noches de desvelos
Fantasma abismal
Llorosa golondrina
Perdida en su vuelo
Yendo a refugiarse
En suelo invernal
Hojas otoñales
Nieve en el riachuelo
(Tanto desconsuelo)
Turbión en el mar
Pregón de un entierro
Frígido recuerdo
Sueño fantasmal
Amarga experiencia
Osa sepulcral…
OH ¡Cuanto se anhela!
Cuanto se sueña
Hermosa Trigueña
Bella Borinqueña
¡Tan Lejano lar...!