Ambiente

En esta sección encontrarás artículos acerca del ambiente en la isla tropical de Puerto Rico.

Animales en peligro de extinción en Puerto Rico

Puerto Rico es una isla de origen oceánico. Posee una superficie limitada y unos recursos ambientales finitos relativamente menores a los que encontramos en los continentes. Esta condición limita el tamaño de las poblaciones de organismos que en ella se desarrollan y el intercambio genético entre estos organismos. El bajo flujo genético limita el desarrollo de nuevas características hereditarias en los organismos que habitan esta Isla, dando margen a que las poblaciones sean frágiles ante cambios en el medio ambiente.

Puerto Rico posee algunas islas menores. Estas son: Vieques y Culebra al este (las dos islas de mayor tamaño); Mona, Monito y Desecheo al oeste; Caja de Muertos el sur y los Arrecifes de la Cordillera en Fajardo el este. A lo largo de toda la costa sur y este se encuentren islotes y cayos, que son fragmentos de tierra de la Isla principal. Tanto la Isla de Mona como las otras islas pequeñas que rodean a Puerto Rico son hábitats de vida silvestre de gran valor.

El hombre es la especie animal que mejor se adapta y cuya expansión ha sido más sorprendente, en especial por su facultad de modificar el medio ambiente, adaptándolo a sus propias necesidades. A medida que la industrialización progresa, los desechos de la producción se acumulan y contaminan la tierra, las aguas y el aire, siendo la vida silvestre una de las que sufre el impacto de estas actividades.

El proceso de extinción, contrario a lo que muchos piensan, es un proceso natural. Sin embargo, el ser humano ha acelerado la tasa de pérdida de especies mediante sus acciones. Para poder explicar este proceso debemos entender que una Especie en Peligro de Extinción es aquella cuya supervivencia es poco probable si siguen operando los factores causales de su condición. Mientras tanto, una Especie Amenazada es aquella cuya condición actual hace probable que en un futuro pueda pasar a la categoría de Especie en Peligro de Extinción.

La extinción de una especie puede ser natural, causada por catástrofes o procesos naturales. Estos procesos naturales normalmente ocurren a través de un largo período de tiempo, y por lo tanto, es balanceado por el desarrollo de nuevas especies.

Catástrofes
Fuegos
Glaciares
Sequías
Volcanes
Inundaciones
Huracanes

Procesos naturales
Competencia con otras especies
Envejecimiento
Enfermedad
Parasitismo (daños por insectos)

La extinción de una especie también es causada por los resultados directos de las actividades del hombre. De estos factores, el que más afecta a la vida silvestre es la destrucción o modificación de su hábitat.

Destrucción o alteración de hábitats
Destrucción de pantanos de agua dulce.
Destrucción de lagunas y manglares.
Destrucción de áreas rocosas.
Destrucción de bosques de tierras bajas.
Hábitat natural limitado.
Desarrollo y crecimiento urbano.
Disturbio de las islas fuera de las costas.
Drenaje y relleno de tierras inundables.

Contaminación ambiental (Agua, Aire y Tierra)
Plaguicidas
Yerbicidas
Otros productos químicos

Sobreexplotación
Colección (sobrecaptura)
Propósitos comerciales (comercios clandestinos)

Cacería excesiva

Introducción de exóticos
Mangostas, Cabras, Ratas, Cerdos
Monos, Gatos y Aves en estado salvaje

FAUNA SIILVESTRE VERTEBRADA DE PR

A diferencia de los continentes, Puerto Rico por ser una isla de origen oceánica posee menos especies que la mayoría de los continentes, sin embargo el número de especies endémicas usualmente es mayor. La fauna silvestre vertebrada de Puerto Rico se divide en 5 grandes grupos:

1. Mamíferos - este grupo está representado en la Isla por ballenas, manatíes, delfines y marsopas, murciélagos y lobos de mar. Se cree que este último pueda haberse extinguido, al igual que otras especies extintas antes y durante de la época de la colonización.
2. Anfibios - este grupo incluye a los sapos y ranas.
3. Reptiles - este grupo incluye a las tortugas (marinas y de agua dulce), lagartos, (iguanas y lagartijos) y culebras.
4. Aves - es el grupo de animales mejor representado que tenemos en Puerto Rico. Las aves las dividimos en aves terrestres, acuáticas y marinas.
5. Peces - este grupo está dividido en peces de agua dulce y peces de agua salada. La gran mayoría de éstos son peces de agua salada.

LOS MAMÍFEROS

Los mamíferos son vertebrados de sangre caliente y respiración pulmonar. Su corazón está dividido en cuatro cámaras. La temperatura del cuerpo se regula por un mecanismo cerebral y se mantiene constante por la acción aIslante del pelo. Los jóvenes mamíferos se nutren de leche que segregan las mamas de la madre.

MANATÍ - Thichechus manatus manatus (West Indian Manatee)
El Manatí es un mamífero acuático del orden Sirenios. Puede alcanzar una longitud de 9 a 13 pies y pesar alrededor de 1,300 libras. En algunos lugares del Caribe le llaman “Vaca de Mar”. Su cuerpo es cilíndrico con una cabeza pequeña muy poco demarcada por el cuello. Su aleta posterior o caudal es en forma de pelota. Su coloración es por lo general marrón oscuro con manchas grises con tonos marrón, aunque algunos individuos pueden tener una coloración rojiza brillante, esta coloración las debido a una cubierta de microorganismos que se adhieren a su cuerpo. Una capa gruesa de grasa ha sustituido el pelaje, aunque mantiene pelos dispersos de unos 5 mm de largo. Sus extremidades delanteras se componen de antebrazos y manos, remanente de lo que uno vez fueron patas. El Manatí habita en aguas costaneras llanas. Este mamífero marino es vegetariano, su fuente de alimento más importante es la Thalassia (Yerba de Tortuga). Se cree que algunos de los factores que han contribuido a la merma en la población de esta especie son: La mortandad por las embarcaciones de motor, la destrucción de las praderas submarinas por la contaminación de las aguas, y la pesca intencional o accidental de adultos y jóvenes.

BALLENA JOROBADA - Megaptera novalangliae (Humpback Whale)
Esta ballena comprende una solo especie. Vive en aguas costaneras. Alcanza un tamaño de 45 pies y un peso de 29 toneladas. La parte superior de su cuerpo es negra, cuello y pecho blanco, su parte ventral es gris pálido o blanco. Se reconoce por sus aletas negras en la parte superior y blancas en la parte inferior que miden un tercio del largo total de su cuerpo. Tiene además, una aleta dorsal corta e inclinada hacia atrás, así como una protuberancia en el lomo. Esta ballena es de distribución mundial, visita las aguas de las costas norte y noroeste de Puerto Pico durante los meses de invierno. Es la especie que más se acerca a nuestras costas en aguas relativamente llanas. La especie se encuentra en Peligro de Extinción debido a su sobrecaptura, aunque esta ni ninguna otra especie de ballena se ha capturado en las aguas costaneras de Puerto Rico.

BALLENA CACHALOTE O DE ESPERMA - Physeter macrocephalus (Sperm Whale)
En esta especie los machos alcanzan un largo de 50 pies y pesan 49 toneladas aproximadamente. Las hembras alcanzan los 35 pies. Su cuerpo es marrón oscuro o grisáceo con manchas que tienden a ser más claras a medida que el animal se desarrolla. Es la más grande de las ballenas con dientes (al principio miden 10 pulgadas cada una y pesan dos libras aproximadamente) y se reconoce rápidamente por el chorro de aire que exhala el cual es inclinado. Este impresionante mamífero ha sido avistado al norte de Puerto Rico, en el Canal de la Mona y Vieques. La especie se encuentra amenazada debido a la sobrecaptura que sufrió durante siglos pasados y hasta la década del 60.

BALLENA DE ALETA - Balaenoptera physalus (Finback Whale)
La Ballena de Aleta es la segunda especie de ballena más grande en el mundo. El tamaño máximo de la ballena en el hemisferio norte es de 80 metros en las hembras y 22 metros en el macho y un peso de aproximadamente 45 toneladas. La aleta dorsal es encorvada y triangular y puede alcanzar 2 pies de altura cercana a la aleta caudal. Las áreas dorsales de esta ballena son uniformemente gris oscuro. Las áreas ventrales bajo la cola son blancas. La mandíbula está caracterizada par su color asimétrico que es único para esta especie de cetáceo. La mandíbula derecha es blanca, mientras que la mandíbula izquierda y el resto del cuerpo es gris oscuro. La parte derecha de la cavidad oral tiene barbas blancas, y las otras barbas son amarillas y gris. Se alimenta principalmente de plancton, pero con las barbas pequeñas también se alimenta de pequeños peces, crustáceos y cefalópodos. Las hembras paren solo una cría después de 12 meses de gestación. Ha sido reportada en todos los océanos y generalmente se encuentra en aguas profundas y casi nunca alrededor de las costas. La matanza de las ballenas de aleta, los contaminantes en el mar y la reducción de fuentes de alimento han causado la merma de esta especie. El 2 de junio de 1970 fue designada como “en peligro de extinción” e incluida en la lista federal de especies en peligro de extinción.

BALLENA SEI - Balaenoptera borealis (Sei Whale)
La Ballena Sei es la segunda en tamaño dentro de los rorcuales. Llega a medir entre 14 y 18 metros, siendo la hembra más grande que los machos. De color negro azulado en el dorso, hombros y cabeza, con los costados grises. En la parte inferior de ambos tiene rayas longitudinales blancas. La barba, principalmente blanca, es bastante larga y delgada. Los pliegues de la garganta son más cortos que los de otras ballenas de barbas. El cuerpo es alargado con una prominente aleta dorsal de hasta 60 cm de alto. El labio inferior derecho de color gris es característico de esta especie. Viaja solo o en grupos de 2 a 5, en aguas poco profundas. Habita en todos los mares especialmente en áreas templadas, emigrando a áreas frías durante el verano para alimentarse de crustáceos y peces pequeños. Ha sido implacablemente perseguida y se halla en vías de extinción. Su caza fue restringida, pero no proscrita.

LOS ANFIBIOS

Los anfibios o batracios forman el eslabón entre los peces que respiran por bronquios y los animales que están dotados de pulmones y respiran aire, como los reptiles, pájaros y mamíferos. Se dice que los primeros anfibios aparecieron hace 350 millones de años. Los anfibios son vertebrados (animales con columna vertebral) como los peces, reptiles, pájaros y mamíferos, y son además de sangre fría (la temperatura de sus cuerpos se ajusto más o menos a la temperatura del ambiente que los rodea). Tienen la piel blanda húmeda, libre de escamas, no tienen garras en sus dedos.

COQUI DORADO - Eleutherodactylus jasperi (Golden Coqui)
Este es un coquí pequeño que mide aproximadamente una pulgada. Su color varía de oliva dorado a amarillo dorado sin un patrón definido. Los individuos jóvenes son parecidos a los adultos. Esta especie es la única en su orden que se conozca que de a luz los críos completamente desarrollos. Su hábitat está entre los 2,300 a 2,788 pies sobre el nivel del mar el cual incluye lAs áreas en las cercanías del Cerro Avispa, Monte El Gato y la Sierra de Cayey. Se encuentro amenazado debido a la perdida de hábitat por la agricultura y construcción de hogares, y la sobrecolección entre otras causas.

COQUI DE ENEIDA - Eleutherodactylus eneidae (Mottled Coqui)
El Coquí de Envida es una especie terrestre, de tamaño mediano, 1 a 1 3/16 pulgadas. Tiene tubérculos en el dorso y párpados; las superficies dorsales son de varios colores. Su color de fondo es castaño verdoso o castaño grisáceo aunque algunas veces puede tener un tinte amarilloso en el tercio posterior de sus flancos. En su espalda algunas veces se pueden ver un par de líneas claras y exteriormente cóncavas. Sus ojos son de color dorado o verde grisáceo, generalmente oscuros con reticulación venal negra. Este coquí habita en zonas montañosas en alturas de 1,000 a 3,000 pies. Se le puede encontrar en terrenos estatales, en el Bosque de Luquillo. Vive en el suelo, bajo rocas, troncos caídos hasta de 2 a 3 pies sobre la tierra en el tronco de árboles musgosos. Aparentemente esta especie ha sufrido una merma poblacional súbita, porque ha desaparecido da lugares donde era considerado un residente permanente. Por lo tanto, se ha designado como una especie amenazada hasta tanto se conozca la razón de su merma poblacional. Por entenderse que dicha disminución poblacional no está relacionada con la pérdida de su hábitat, no se ha designado hábitat crítico.

COQUI PALMEADO - Eleutherodactylus karlschmidti (Web-Footed Coqui)
Esta es una especie semi-acuática y la de mayor tamaño en Puerto Rico pues alcanza aproximadamente 3 1/8 pulgadas. Sus rasgos distintivos son: Su gran tamaño, la extensión de las membranas natatorias, su saco vocal dividido y su coloración oscura. El color es negro o gris con moteado o marmoración amarilloso, estas últimas son más grandes e intensas en las partes laterales del cuerpo. El vientre tiene una marmoración gris y blanco amarilloso. Habita desde Maricao hasta Luquillo en rocas y peñas de las quebradas y cascadas. Esta especie, aparentemente, ha sufrido una merma poblacional súbita en los años recientes de la cual se desconocen las causas. Ha desaparecido de lugares donde era muy común. Se ha designado como una especie amenazada para controlar la sobrecolección de especímenes. No se ha designado hábitat crítico.

COQUI GUAJON - Eleutherodactylus cooki (Puerto Rican Rock Coqui)
El Coquí Guajón es color castaño sólido, pero los machos y algunas hembras tienen la garganta amarilla y en ambos sexos puede existir un margen blanco que bordea los grandes ojos. Tamaño relativamente grande (3 5/16 pulgadas), se caracteriza por una voz peculiar, melodiosa y baja, totalmente distinta a la de las otras especies de Eleutherodactylus. Pone los huevos sobre la superficie húmeda de los enormes peñones dentro de las cuevas y el macho, aparentemente, cuida de los huevos. La nidada puede contener hasta 59 huevos que son posiblemente puestos por varias hembras. Vive en las grietas y grutas de la Sierra de Pandura, en el sureste de Puerto Rico y hacia el oeste hasta la longitud de Patillas-San Lorenzo. Esta especie ha sufrido una merma poblacional porque ha desaparecido de lugares donde era considerado un residente permanente. Las áreas donde esta especie ha sido observada están en peligro de ser deforestadas y desarrolladas.

SAPO CONCHO - Peltophryne Iemur (Puerto Rican Crested Toad)
Su color varía de marrón oscuro, verde olive o negro tiznado. La especie fue avistada por primera vez en el 1868. Solo se conoce de siete lugares donde ha ocurrido históricamente, seis de ellos en Puerto Rico, aunque actualmente se ha podido confirmar su existencia en solo dos lugares de la Isla. La población más grande, que constaba de 1,000 individuos, aparentemente se encuentra en Guánica, donde depende de períodos de lluvia en exceso de 4 pulgadas para su reproducción. La especie depende de la conservación de su hábitat de reproducción (charcas costaneras temporeras) por lo que se considera amenazada a la destrucción de este.

LOS REPTILES

Los reptiles son los primeros vertebrados verdaderamente adaptados a la vida terrestre. Poseen una cubierta externa protectora de escamas epidermales que son bastante gruesas, secas y brillantes. Siempre respiran por pulmones y nunca por branquias ni a través de su piel. Pueden poner sus huevos sobre la tierra o, en algunos casos, son vivíparos lo que quiere decir que no ponen huevos sino que paren los hijos vivos.

IGUANA DE MONA - Cyclura stejnegeri (Mona Ground Iguana)
La Iguana de Mona es el lagarto más grande que se encuentra en Puerto Rico. Alcanza a medir hasta 4.3 pies de largo, de los cuales la mitad corresponde el rabo. El cuerpo y las patas son robustas y la cabeza es grande, rodeada de promontorios o chichones. Tiene un cuerno pequeño en la punk del hocico. Una cresta dorsal se extiende desde la cabeza hasta el rabo. El color general del cuerpo es verde oliva o oliva grisáceo y algunas veces poseen líneas transversales morrón o azul, estas líneas son más visibles en los especímenes jóvenes. Este lagarto terrestre habita en la Isla de Mona, hábitat crítico de la especie. La población de esta iguana fue de alrededor de 2,000 individuos en el 1977, sin embargo, en años recientes ha tenido muy poco éxito reproductivo con una consiguiente merma poblacional. Las causas de esto último son los siguientes: Extensas alteraciones a la zona costanera de Mona (lugar de anidaje), la introducción de animales como cerdos y gatos que se convirtieron en depredadores de los huevos y las crías de las iguanas, y alteración a la vegetación original de la Isla por cabros (introducidos a la Isla en el Siglo 19). Las medidas de conservación propuestas enfatizan la protección de las áreas de anidaje de la iguana, de la depredación. Estas medidas incluyen la construcción de verjas que permitan el paso de la iguana pero no al cerdo, y la protección de estas áreas de futuros desarrollos.

LAGARTIJO DEL SECO - Anolis cooki (Dryland Anole)
Este es un lagartijo de mediano tamaño que alcanza aproximadamente 2.3 pulgadas de largo, medido desde la punta del hocico hasta la abertura cloacal. Si coloración dorsal es grís claro moteado de negro o marrón oscuro. La parte inferior de lo cara y partes laterales del cuerpo son blancuzcos y su rabo es largo con crestas. Se encuentra distribuido en el área suroeste de Puerto Rico desde Cobo Rojo hasta la Isla de Caja de Muertos, tanto en terrenos privados como públicos. Habita en áreas secas y arenosas, y áreas calizas. Vive mayormente en los troncos y ramas de yerbas y suculentas, aunque también se pueden encontrar en arbustos (Coccoloba, Colubrina) y árboles en diferentes etapas de crecimiento. Aparentemente está sufriendo de presión competitiva con la especieAnolis cristatellus (Lagartijo común). La población ha sufrido de una baja o merma aún en zonas protegidas dentro de su hábitat natural. Es una especie amenazada pero sin hábitat crítico, por desconocerse las causas de su merma poblacional.

LAGARTIJO GIGANTE DE CULEBRA - Anolis roosevelti (Culebra Giant Anole)
El Lagartijo Gigante de Culebra es similar en proporción al Lagarto Verde de Puerto Rico, excepto que la cabeza es más delgada y puntiaguda y el cuerpo es, en general, más largo. El color de un marrón grisáceo con dos bandas claras a cada lado del cuerpo, con mancha clara a cada lado de la cabeza, párpados amarillos, marrón amarillosos y vientre blancuzco. No se sabe mucho acerca de los hábitos de este lagarto. Se presume que se alimenta de frutas, insectos y otros lagartos pequeños. Se conoce de la Isla de Culebra. Las áreas donde se pudiera encontrar esta especie incluyen áreas cercanas a Monte Resaca, la vecindad de Cerro Balcón y una pequeña área en el noroeste de Cayo Luis Peña. Se considera que la deforestación de las áreas de bosque maduro en Culebra es la causa principal de la aparente desaparición de esta especie. Se designó como hábitat crítico ciertas zonas de bosque maduro en la parte norte de Culebra.

LUCÍA - Mabuya mabouya sloanei (Slippery Backed Skink)
La Lucia es el único miembro de la familia Scincidae en Puerto Rico. Su color de fondo es castaño bronceado. A lo largo de las partes laterales de su cuerpo, desde los orificios nasales hasta las extremidades posteriores, tiene dos bandas de color castaño oscuro y sobre éstos, separadas por franjas cremas, otras dos bandas anchas que se extienden posteriormente por una corta distancia. Se distingue también por su aspecto liso brilloso y por la cabeza y el rabo que funcionan con el cuerpo sin que hallan constricciones pronunciadas entre uno y otro. Su tamaño es de aproximadamente 3 1/2 pulgadas desde la punta del hocico a la abertura cloacal. Es un lagartijo pequeño, liso y brillante, de hábitos terrestres. La especie ha mermado en éste siglo por lo que se cree que una de las causes principales podría ser la depredación por la mangosta. Solía ser de distribución amplia aunque en localidades aIsladas y separadas. Se han avistado en Culebra, Vieques, Desecheo, Cayo Icacos, Mona y Monito. También se pueden encontrar en República Dominicana y Jamaica. Su designación se debe a la aparente desaparición de algunas localidades donde antes abundaba y su rareza en los lugares restantes.

GECKO O SALAMANQUITA DE MONITO - Sphacrodactilys micropithecus (Monito Gecko)
Esta especie de salamanquita se encuentra solamente en Monito. Fue descubierta en el 1974 y en agosto de 1982 durante una intensiva búsqueda, solo se encontraron 18 individuos. Se cree que ésto se debió a la depredación por ratas de la especie Rattus rattus. La coloración de esta especie es un bronceado pálido con la parte superior moteada en forma irregular, por escamas de color marrón oscuro. Su tamaño aproximado es de 1 1/2 pulgadas. Está designada como una especie en Peligro de Extinción por el Reglamento Federal desde el 15 de noviembre de 1982. En esa misma fecha se designó la Isla de Monito como su hábitat crítico. En el 1990 se estimó una población de alrededor de 50 a 60 individuos.

BOA O CULEBRON DE MONA - Epicartes monensis monensis (Mona Island Boa)
La Boa de Mona alcanza un tango aproximado de 3.28 pies. Es color marrón claro con manchas oscuras en el dorso, su vientre es color crema. Esta especie es de hábitos nocturnos y se puede encontrar en números muy reducidos en Mona, ya que solo se han coleccionado doce especímenes. El nivel poblacional pasado y presente de esta culebra se desconoce, tampoco si ha tenido una reducción en el número de individuos, pero si esto último ha sucedido, la causa más probable sería la introducción de mamíferos (cabros, cerdos y gatos). Las cabras y cerdos han modificado mucho de la vegetación de la Isla los gatos posiblemente depreden las boas. En adición, el uso de la Isla con fines recreativos contribuye con esto. La Isla de Mona ha sido designada como hábitat crítico para esta especie. A finales de 1992 se encontraron 7 ejemplares.

BOA O CULEBRON DE PUERTO RICO - Epicrates inornatus (Puerto Rican Boa)
La Boa es la más grande de las culebras de Puerto Rico, llegando a alcanzar los 6 1/2 pies de largo. Su color es marrón oscuro o grisáceo, con manchas más oscuras a lo largo del dorso. Es de hábitos nocturnos y se avista con más frecuencia en las zonas de los mogotes de la costa norte. Se incluye en la lista de Especies en Peligro de Extinción por considerarse que su población había sufrido una marcada merma desde los siglos anteriores. Las causas probables de esta merma son: Sobrexplotación por su aceite, la depredación por la mangosta, una especie exótica introducida a Puerto Rico en el siglo pasado. La especie aparentemente ha recuperado algo en número desde el 1900 pero aun continúa amenazada debido a las presiones del desarrollo, la tendencia de las personas a matarlas tan pronto la ven, y el comercio clandestino de su aceite el cual no tiene ningún poder curativo. Esta culebra no goza de hábitat crítico por entenderse que su distribución es bastante amplia.

CAREY DE CONCHA - Eretmochelys imbricate (Hawksbill Sea Turtle)
El Carey de Concha mide aproximadamente un metro y alcanza un peso de 100 lbs. Su caparazón (concha) es duro y está formado por placas de color morrón oscura o morrón y amarillo ámbar. Estas placas están sobrepuestas como las tejas de un techo. El caparazón inferior es de color amarillo. La piel de la cabeza y de las aletas tiene manchas cafés rodeadas de amarillo. Esta tortuga es probablemente la tortuga marina más común en Puerto Rico, aunque ésta ha mermado debido a la sobrepesca, colección de sus huevos y alteración a muchas de sus playas de anidaje entre los cuales se encuentro las áreas de playas en Mona, las playas Resaca, Brava y Larga de Culebra, la playa sur de Cayo Norte (Culebra) y las playas de Culebrita. Estas playas han sido designadas como hábitat crítico de la especie.

TINGLAR O BAULA - Dermochelys coriacea (Leatherback Sea Turtle)
Esta es la tortuga marina más grande que existe en la actualidad, pues puede alcanzar un tamaño de 7.8 pies de largo y pesar unas 1,485 libras. Su coloración general es negra. Es la única especie que no tiene un caparazón duro. En su lugar está protegida por una piel coriácea compuesta por siete aristas longitudinales. Esta tortuga es de hábitos oceánicos, encontrándose cerca de tierra solo durante su época de apareamiento y anidaje. No se ha designado hábitat crítico en Puerto Rico aunque si se sabe que las playas Resaca y Brava de la Isla de Culebra son esenciales para el anidaje de la especie. El Tinglar requiere playas de arenas gruesas (playas de alta energía) para anidar por lo que una medida importante de conservación para la especie es la conservación de estas playas y la protección de sus nidos. En Puerto Rico, el Reglamento de Pesca prohíbe destruir, matar o capturar cualquier tortuga marina que se encuentre en la playa, que esté poniendo huevos en la arena o preparando el nido y crías, causas mayores de su crítico estado.

CAREY CABEZON - Caretta caretta (Loggerhead Sea Trutle)
Esta tortuga marina es un poco más pequeña que la Tortuga Verde. Puede pesar entre 300 a 400 libras. Su coloración general es pardo rojizo. Se puede identificar por su cabeza grande y gruesa, su cuello corto y ancho. Al igual que otras tortugas de mar, no puede meter la cabeza dentro de su caparazón como hacen las tortugas de tierra. Se puede encontrar en números reducidos, en todas las costas aunque es menos común que la Tortuga Verde. Por encontrarse amenazado las causas son: Sobreexplotación por su carne, pérdida de hábitat de anidaje y la depredación de sus huevos. No goza de hábitat crítico en Puerto Rico a pesar de que aparentemente anida en algunas de las playas de la costa sur de la Isla.

TORTUGA VERDE O PEJE BLANCO - Chelonia mydas mydas (Green Sea Turtle)
Esta especie de tortuga marina es de un color castaño, usualmente sombreada de oliva (el nombre de tortuga verde se deriva del color de su grasa que es verde por efecto de la yerba marina Thalassia de la cual se alimenta). Puede alcanzar un peso de 300 libras. De todas las especies de tortugas marinas ésta es la más perseguida por su carne, ya que se considera de mejor calidad que las otras especies. Los adultos son mayormente vegetarianos. En Puerto Rico se pueden encontrar tortugas de esta especie en todas sus aguas costaneras pero en números muy reducidos. Según el Plan de Recuperación Federal para ésta tortuga, las causas de su marcada merma poblacional son sobre explotación por su carne, pérdida de su hábitat de anidaje, depredación de sus huevos y nidos por el hombre y animales domésticos, y falta de una vigilancia efectiva para la prevención de su captura. Esto último a pesar de que el Reglamento de Pesca del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales lo prohíbe. La Tortuga Verde anida en Mona, Culebra, Caja de Muertos, Manatí y posiblemente en otras áreas de la Isla. No se ha designado hábitat crítico para esta especie.

LAS AVES

Las aves son los animales mejor conocidos del reino animal. Poseen plumas que cubren y aíslan su cuerpo haciendo posible la regulación de la temperatura interna constante que, como promedio, sobrepasa en 3º C la del cuerpo de los mamíferos, y un corazón de cuatro cámaras. La mayoría tiene una prominente quilla en el esternón, en la que se insertan potentes músculos voladores. Tienen pico córneo y carecen de dientes.

COTORRA DE PUERTO RICO - Amazona vittata vittata (Puerto Rican Parrot)
La Cotorra de Puerto Rico es un ave de color general verde, aunque un poco más oscuro dorsalmente, y con una banda estrecha roja en la frente y alrededor del cere (membrana blanda que cubre la porción de la base de la mandíbula superior de algunas aves). Esta alcanza un tamaño aproximado de 12 pulgadas. La especie, endémica de Puerto Rico, era de amplia distribución geográfica, encontrándose en casi toda la Isla, incluyendo en Culebra. Actualmente se encuentra restringida a la Sierra de Luquillo. Las causas principales de su marcada merma poblacional son: La destrucción de su hábitat (bosques maduros, pues la Cotorra anida en las cavidades de árboles viejos), competencia con el zorzal pardo por lugares de anidaje y la caza de adultos y pichones para mascotas durante los años 1930-50, cuando se desconocía lo amenazada que estaba la especie. No goza de hábitat crítico designado. Desde 1989 se están procreando aves en cautiverio en un aviario en Río Abajo para fortalecer la población de Luquillo y empezar nuevas poblaciones.

PALOMA SABANERA DE PUERTO RICO - Columba inornata wetmorei (Puerto Rican Plain Pigeon)
Esta paloma es de un tamaño regular y se puede encontrar principalmente en el suelo de campos de cultivos y sabanas. Es muy parecida a la Paloma Turca(Columba squamosa), pero mucho más pálida y sin el color azul metálico en el pescuezo. Tienen el pico negro, patas rojizas y los ojos azules. Los ejemplares jóvenes son diferentes a los adultos ya que éstos tienen una coloración general achocolatada grisácea aunque más pálido en las partes ventrales. Esta especie alcanza un tamaño aproximado de 15 pulgadas. Esta paloma es endémica de Puerto Rico. Su distribución geográfica original incluía los valles y montañas bajas de la región oeste, desde Añasco hasta Morovis. Según el Plan de Recuperación Federal, la Paloma Sabanera está en Peligro de Extinción debido a la Deforestación y desmonte de bosques maduros del interior, a los hábitos a la especie de agruparse en bandadas que la ponen al alcance de cazadores, del desarrollo y crecimiento urbano del Municipio de Cidra. Actualmente no goza de un hábitat crítico, aunque el Plan de Recuperación señala las arboledas alrededor del Embalse de Cidra como hábitat esencial. Se están recreando en cautiverio para establecer nuevas poblaciones.

MARIQUITA DE PUERTO RICO - Agelaius xanthomus (Yellow-Shouldered Black Bird)
La Mariquita es un ave muy parecida al Mozambique con la excepción de que tiene una mancha amarilla en el codo del ala, el resto del plumaje es negro. Los adultos alcanzan un tamaño aproximado de 8 pulgadas, aunque la hembra es un poco más pequeña que el macho. Esta especie es endémica de Puerto Rico con concentración de poblaciones en la región suroeste da la Isla desde Punta Guaniquilla hasta Ensenada y San Germán, la Base Naval Roosevelt Roads en Ceiba e Isla de Mona. El ave fue reducida por la destrucción del manglar. Esta ave era bastante común hasta que se introdujo el Tordo(Moluthrus Bonariensis), ave parasitaria que pone sus huevos en los nidos de la Mariquita haciendo que esta no tenga críos y que críe los polluelos del Tordo. Se ha designado hábitat crítico para esta especie a Isla de Mona, el suroeste de Puerto Rico y la Base Naval Roosevelt Roads. La población del suroeste ha aumentado en años recientes (alrededor de 550). La población de Ceiba no existe.

GUABAIRO PEQUEÑO DE PUERTO RICO - Caprimulgus noctitherus (Puerto Rican Nightjar)
El Guabairo tiene un color achocolatado moteado y alrededor de la garganta tiene una banda rojiza achocolatada. Alcanza un tamaño de 9 pulgadas. Es un ave pequeña y de hábitos nocturnos, que se alimenta y anida en la tierra en zonas de bosque caducifólio seco (bosque seco, que pierde las hojas en alguna época del año). Originalmente se encontraba distribuida también en las zonas de mogotes húmedos en la costa norte de la Isla. Se cree que la reducción en su distribución y su merma poblacional se deba a la depredación de sus nidos, huevos y crías por la Mangosta(Herpestes javanicus). Su distribución actual incluye los Bosques Estatales de Susúa y Guánica y una sección del Bosque Seco entre Guayanilla y Peñuelas. No goza de hábitat crítico designado.

GUARAGUAO DE BOSQUE - Buteo platypterus brunnescens (Broad-Winged Hawk)
El Guaraguao de Bosque tiene un tamaño aproximado de 15 pulgadas. Partes superiores achocolatado oscuro con las plumas más o menos bordeados de rojizo oscuro. Plumas de la nuca blancas en la base. Cobijas superiores de las timoneras con barras blancas. Cola negruzca cruzada por dos bandas definidas grisáceas o blancuzcas. Parte externa y terminal de las primarias negruzcas. Partes ventrales achocolatadas claras densamente marcadas especialmente en la garganta con achocolatado oscuro o caoba. Los muslos parecidos, en coloración el vientre. Pico negro, azuloso en la base. Anida únicamente en Puerto Rico, ya que es una subespecie de ave autóctona de la Isla. Los nidos son parecidos a los del Guaraguao Común y los huevos de 2 a 3, son de color blanco o blanco-azuloso, densamente moteados de achocolatado o gris azuloso claro. Aparentemente se alimenta de reptiles pequeños, insectos grandes y posiblemente mamíferos pequeños. Efectos adversos contra la especie y la destrucción de su hábitat lo están llevando a la extinción.

FALCON DE SIERRA - Accipiter striatus venator (Puerto Rican Sharp-shinned Hawk)
El Falcón de Sierra es un ave de rapiña que alcanza de 11 a 13 pulgadas de largo. La hembra generalmente pesa el doble del macho. Ambos sexos son muy parecidos en coloración, espalda gris plomo, vientre blanco con estrías cobrizas y grises. Su cola es larga y estrecha, alas cortas redondeadas en la punta. Este falcón es una sub-especie endémica de Puerto Rico que habita en los Bosques Estatales y Federal de las montañas del interior: Luquillo, Carite, Toro Negro, Río Abajo, Guajataca y Maricao. Investigaciones llevadas a cabo durante el período de 1978-82 demostraron muy poco éxito reproductivo de esta especie. Se cree que los factores causantes son naturales, entre los cuales se encuentra un alto nivel de parasitismo en los polluelos por la larva de una mosca. No tiene designación de hábitat critico, por entenderse que su estado amenazado no es causado par la perdida del hábitat.

FALCON PEREGRINO - Falco peregrinus tundrius (Peregrine Falcon)
El Falcón Peregrino es bastante grande, de alas largas y puntiagudas, cola larga y estrecha. Tiene una banda ancha negra, a lo largo de la garganta, dando la impresión de un bigote, y también barras oscuras en el vientre. Esta especie es una ave migratoria que se encuentra en Puerto Rico en los meses de invierno. Se cree que la merma poblacional que ha sufrido es resultado de una concentración alta de residuos de pesticidas en sus tejidos. Estos compuestos tóxicos han causado un aumento en la mortalidad de los adultos y una merma en el éxito reproductivo de la especie. No tiene hábitat critico en Puerto Rico debido a que esta especie no anida en los trópicos.

CUERVO PESCUECIBLANCO - Corvus Ieucognaphalus (White-Necked Crow)
El Cuervo Pescueciblanco es un pájaro grande de pico grande, rabo amplio y fuerte. Tiene un tamaño aproximado de 18 pulgadas. Las alas, escapulares y el rabo con tinte violeta leve. Las plumas del pescuezo y el cuerpo blancas en la base. En el pescuezo posterior más de la mitad de la base de las plumas es blanca y así también la espalda, pecho, lados, flancos y abdomen. Ojos achocolatados rojizos brillantes. Pico y patas negras. Anida en Puerto Rico y la Isla de La Española. El nido generalmente está localizado bastante alto en un árbol. Tamaño aproximado de los huevos, 44 x 29 milímetros. Su alimento consiste de frutas silvestres, semillas de palmas, granos de varias plantas, insectos y reptiles pequeños. Se encontraba en años anteriores en bastante número en la Isla, pero en la actualidad es posible esté extinta. Aparentemente el último sitio donde vivieron fue en las colinas de la Sierra de Luquillo, cerca al Monte El Yunque.

GAVIOTA CHICA - Sterna antillarum (Least Tern)
Esta es la gaviota más pequeña que habita en Puerto Rico. Tiene el pico y las patas amarillas. La corona, nuca y línea frente al ojo son negras. Tiene una banda blanca desde la base de la mandíbula superior hasta sobre el ojo, el resto de las partes dorsales son color gris perla. Tiene toda la región ventral blanca. Su cola es horquillada. Esta ave alcanza un tamaño aproximado de 9 pulgadas. Anida en las costas sur y suroeste de la Isla en playas arenosas o de grava, y en las orillas de salitrales. Construye sus nidos en la arena donde deposita los huevos, esto los hace muy sensibles a los daños causados por los vehículos de campo traviesa y el paso a pie de los visitantes. No goza de hábitat crítico aunque se sabe que los alrededores de El Faro de Cabo Rojo y los salitrales de Pitahaya en Lajas, son hábitat esenciales para la especie.

PELICANO PARDO O ALCATRAZ - Pelecanus occidentalis occidentalis (Brown Pelican)
Esta es un ave marina que se reconoce por su gran tamaño de 50 pulgadas aproximadamente, su bolsa gular enorme y su característica forma de volar. También se distingue por su forma de lanzarse al agua en busca de peces. En el verano, el plumaje de apareamiento es blanco en la parte superior de atrás de la cabeza y las plumas que bordean la bolsa gular. La parte superior del pescuezo es achocolatado rojizo, las partes superiores de color gris plateado y las inferiores pardo oscuro. En el invierno tienen el pescuezo completamente blanco teñido de amarillo, el resto del plumaje del mismo color que en el verano. Las primarias (plumas de vuelo, pegadas a la mano del ala del ave) en ambas estaciones del año, sus plumajes son negras. Tiene el pico grisáceo, patas negras y ojos amarillentos. La merma poblacional que ha sufrido la especie, se debe principalmente al poco éxito reproductivo por ingestión de peces contaminados con pesticidas. Estos tóxicos, entre otras cosas, causan que el cascarón de sus huevos no endurezca completamente haciéndolos muy frágiles a rupturas. También por los disturbios que le causa el hombre a las colonias que anidan. Estas anidan en las Islas solitarias o en franjas de mangle. No goza de hábitat crítico designado. En la actualidad la especie ha aumentado un poco, aunque continúa la destrucción de su hábitat.

PLAYERO BLANCO - Charadrius alexandrinus tenuirostris (Snowy Plover)
Este es un playero pequeño, de 6 a 6 1/2 pulgadas. Su espalda es pálida con parchos marrón o negros en ambos lados del pecho. Su pico es corto y esbelto, con patas color gris. El arco alrededor del pescuezo está reducido a una mancha negra a cada lado del pecho. Esta especie tiene una distribución costera. Por lo general, anida en las salinas de Cabo Rojo, donde su éxito reproductivo varía de año en año. Este pone sus huevos directamente sobre la arena en las orillas de los salitrales donde los adultos se alimentan. Esto los hacen muy vulnerables a los vehículos campo traviesa y a la maquinaria de la industria salera. No tiene hábitat crítico designado.

PLAYERO MELODICO -Charadrius melodus melodus (Piping Plover)
El Playero Melódico tiene un tamaño de 6 a 7.5 pulgadas. Las partes superiores del cuerpo, incluyendo la cabeza, de color achocolatado grisáceo claro. La rabadilla blanca con una mancha negra sobre la cola. Las cobijas de las primarias oscuras con la barba interna blanca. Las secundarias oscuras con las cobijas blancas. Las partes inferiores del cuerpo blanco con una banda negra incompleta o completa sobre el pecho. El pico amarillo con la punta negra y las patas amarillas. Se alimenta de invertebrados en la arena de la playa. Observado en Caño Martín Peña en San Juan, en Bahía de Jobos en Guayama y San Jacinto en Guayanilla. La cacería excesiva por su plumaje para el comercio de moda casi lo hizo desaparecer. La reducción de su población se atribuye al aumento de desarrollo y uso recreativo de las playas. Incluido en la Lista federal de Especies en Peligro de Extinción en 1986.

PALOMETA -Sterna dougalli dougalli (Roseate Tern)
La Palometa tiene un tamaño de 14 a 17 pulgadas. Esta gaviota es muy parecida a la Gaviota Común, pero sus partes dorsales son más pálidas y el negro de la corona se extiende más abajo en la nuca. El pico es fino y negro, y rojizo en la base. La cola es más bifurcada que el de la Gaviota Común y ligeramente más larga. Deposita de dos a tres huevos verdosos con puntos en huecos en el suelo. Anida en colonias y usualmente junto a otras especies de gaviotas. En Puerto Rico anida en el sur y posiblemente en Manatí en los meses de junio, julio y septiembre. Los dos problemas que afectan a la Palometa son la recolección de huevos por personas y la matanza de adultos además de los depredadores naturales.

GALLITO AMARILLO - Porzana flaviventer (Yellow-Breasted Crake)
En esta especie los adultos alcanzan un tamaño de aproximadamente 5 pulgadas. La parte superior de su cuerpo es marrón achocolatado con estrías blancas en el lomo. La corona es negra, la garganta y el pecho de color amarillo achocolotado y el abdomen blancuzco. Sus partes laterales del cuerpo y el rabo tienen barras blancas y negras. Tiene el pico corto y negruzco; patas y dedos amarillos. Es más común en ciénagas de agua dulce y lagunas donde hay bastante vegetación acuática. Es una especie rara en Puerto Rico, aunque ha sido observada en Laguna Tortuguero. Se alimenta de insectos y otros organismos pequeños en el lodo. Se atribuye su merma poblacional a la destrucción de lagunas de agua dulce.

GALLINAZO NATIVO - Fulica caribaea (Caribbean Coot)
El Gallinazo Nativo es una especie migratoria común durante los meses de invierno. Se distingue del Gallinazo Americano(Fulica americana) por la placa frontal que es más ancha, gruesa y completamente blanca. Ambos sexos son parecidos. La coloración general de esta ave es grisácea un poco más oscura en la cabeza y el pescuezo. Posee una placa blanca en la frente y su pico es blancuzco con uno franja rojiza cerca de la punta. Sus patas son verdosas y lobuladas. En Puerto Rico se halla en cuerpos de agua dulce y salobre aunque en números muy reducidos. Prefiere cuerpos de agua dulce. Aunque el Gallinazo Nativo fue vedado a la cacería partir de la temporada de caza de 1984-85, no se ha detectado una mejoría en la población. Se cree que las causas principales de esta merma son: La destrucción de sus hábitats (terrenos anegados de agua salobres en la costa), y en los años recientes, el impacto de la cacería ilegal sobre una población ya reducida. Se estima la población en aproximadamente de 300 a 400 individuos.

CHIRIRIA NATIVA - Dendrocygna arborea (West Indian Whistling-Duck)
Este es el pato de mayor tamaño de las especies nativas, pues alcanza un tamaño aproximado de 22 pulgadas. Sus patas son largas, y el color general de su plumaje es achocolatado con estrías y puntos más oscuros muy visibles especialmente en el pecho y abdomen. Tiene el pescuezo más largo que las otras especies. Su pico es negro al igual que las patas. Mayormente anida en el suelo. Pone hasta 14 huevos elípticos de color blanco y de tamaño aproximado de 55 x 40 mm. Se cree que las causas principales de su estado amenazado son, entre otras, la destrucción de las ciénagas costaneras y los bosques de Pterocarpus (Palo de Pollo), la sobrecaza, la cacería furtiva y el posible robo de huevos de sus nidos, que continúa al presente. Se estima una población entre 100 a 150 individuos.

PATO CHORIZO - Oxyura jamaicensis (Ruddy Duck)
Este es un pato pequeño y robusto, con un tamaño entre 14 y 17 pulgadas. Su cuello es grueso, pico ancho y de color negro. Su plumaje general es de color marrón rojizo con cachetes blancos cruzados por una línea horizontal. Los juveniles son parecidos a las hembras en coloración. Esta especie anida en Norteamérica, las Antillas y las Islas Bahamas. También en Colombia, Argentina y Chile. En Puerto Rico está distribuido en cuerpos de agua dulce y salobre a través de la Isla, aunque prefiere agua dulce. Este pato era muy común en las lagunas y ciénagas del Valle de Lajas a principios del siglo 20, pero sufrió serias pérdidas de hábitat cuando se drenaron la Laguna de Guánica y el anegado de dicho valle y se permitió el deterioro gradual de la Laguna Cartagena. Se cree que su merma poblacional responde primordialmente a ésta pérdida de hábitat y que fue acelerado por el impacto de la caza sobre poblaciones ya reducidas. Aparentemente ha recuperado algo desde que se vedó su caza en el 1982, pero todavía existe un número muy reducido. Se estima que existe aproximadamente a través de la Isla entre 700 a 800 individuos. No goza de hábitat crítico designado.

PATO DOMINICO –Oxyura dominica (Masked Duck)
El Pato dominico se identifica por su cara negra, espejo (área de color brillante metálico en el ala del ave que se diferencia en colón de las plumas adyacentes) del ala blanca y cola erecta en forma de abanico. Su espalda es marrón rojizo con manchas negras. La hembra es un poco más pequeña que el macho, con plumaje marrón, cachetes blancuzcos con dos líneas horizontales y con el espejo del ala blanca. Esta especie prefiere cuerpos de agua con bastante vegetación en sus riberas, ya que es de hábitos secretivos. A pesar de que se ha reportado como una especie muy amenazada desde el 1972, en el presente se ha añadido un elemento de presión sobre la especie, la destrucción de su hábitat. La amenaza y la destrucción acelerada de los cuerpos de agua dulce; bien sea por el drenaje y/o el relleno de éstos para uso agrícola, industrial o urbano, agravan el estado de esta ave estrictamente acuática y disminuye su potencial de sobrevivencia. En Puerto Rico se han observado principalmente en Aguada, Arecibo, Canovanas, Humacao, Culebra y Cabo Rojo. No goza de hábitat crítico designado.

TIGUA - Tachybaptus dominicus (Least Grebe)
La Tigua es una ave acuática pequeña que alcanza entre 9 a 5 pulgadas. Acostumbra nadar con la cabeza y el lomo sobre la superficie. Tiene la capacidad de sumergirse gradualmente hasta dejar solamente la cabeza sobre el agua. Su coloración general es negruzca y su pico es recto con la punta blanca. Sus ojos son de color amarillo anaranjado y sus patas son negras. Esta pequeña ave habita en charcas o lagos de agua dulce o salobre. Prefiere cuerpos de agua de bastante profundidad como para permitirle zambullirse y escapar de los depredadores. Se han avistado en Ceiba, Ponce, Cabo Rojo, Guayama, Vega Baja, Humacao y Culebra. Se le considera muy raro en Puerto Rico, posiblemente debido a la pérdida de muchos cuerpos de agua dulce o salobre en las costas.

Leyes y reglamentos

Para proteger la vida silvestre, de tal forma que podamos convivir en armonía con ésta, se han designado refugios de vida silvestre, reservas naturales, y se han creado leyes y reglamentos como la Ley número 70 (Ley de Vida Silvestre), el Reglamento para Regir las Especies Vulnerables y en Peligro de Extinción del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, la Ley Federal para Especies en Peligro de Extinción, entre otras. Estas medidas van dirigidas a minimizar el impacto negativo que ha tenido el avance contínuo, y hasta cierto punto descontrolado, de la civilización sobre muchas especies de plantas y animales. Por ejemplo, el Artículo 5, Inciso (b) de la Ley número 70 considera ilegal y sujeto a penalidades el poseer, portar, transportar, coger, perturbar, o destruir los nidos, huevos, crías o el ambiente natural de las especies de vida silvestre que se encuentran en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico cuando, según determinación del Secretario de Recursos Naturales y Ambientales al efecto, dicha actividad no se realice con fines científicos y/o educacionales. El objetivo principal es proteger nuestra vida silvestre y evitar, hasta donde sea posible, la extinción de mucha de nuestra flora y fauna que en la actualidad se encuentran amenazados o en peligro de extinción debido principalmente a la actividad humana.

A pesar de las medidas que se están tomando para preservar y proteger la vida silvestre, muchas especies están destinadas a desaparecer en esta época como consecuencia de la actividad humana. Especies a las cuales les toma miles de años de evolución biológica para llegar a su estado actual, mañana solo serán un recuerdo en el tiempo, otras, sin embargo, podrían ser salvadas si se respetan las leyes y reglamentos que las protegen y si tomamos conciencia de la importancia de nuestra vida silvestre como parte integral de nuestro patrimonio natural.

La conservación y protección de la vida silvestre (plantas y animales) conlleva el sabio uso y manejo de éste recurso natural para el beneficio, tanto del hombre como de las mismas especies. En este esfuerzo están envueltas las agencies gubernamentales concernientes (Servicio Nacional de Pesca y Vida Silvestre; Departamento de Recursos Naturales y Ambientales; Servicio de Conservación de Suelos; Servicio Forestal Federal, etc.), organizaciones privadas así como personas particulares interesadas en la protección de éste valioso recurso natural para el disfrute de ésta y las futuras generaciones.

Proteja las especies en peligro de extinción

Evita la compra de los productos de animales en peligro de extinción tales como:

-Joyería, Cosméticos (incluyendo aceite de tortuga) y modas curiosas hechas de varias especies de tortugas marinas.

-Alfombras, Pieles, Ropas, Carteras, Maletas, Correas y otros productos hechos de especies de gatos moteados o con manchas y otros animales raros.
-Coral, Marfil y productos hechos de estos (incluyendo el tallado de huesos y el marfil de ballena y otras figuras).

-Artículos decorativos con plumas de aves migratorias y de aves en peligro de extinción.

¿Qué puede hacer usted?
-Aprenda lo que pueda sobre las especies en peligro de extinción, las leyes y reglamentos en Puerto Rico. Comparta la información con otras personas

-Visite nuestros Bosques Públicos, Reservas Naturales y Refugios de Vida Silvestre. Conozca las especies en peligro de extinción y las áreas protegidas en Puerto Rico.

-Nunca coma huevos ni carne de tortuga y no compre productos de especies en peligro de extinción protegidos por Ley.

-Reporte violaciones a la Ley a un Agente Federal (787 749-4338 ó 749-4437), o al Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

El hombre continúa siendo parte integrante del reino animal, la especie más inteligente de todas, aunque, en potencia, también la más destructiva.

Dos atributos que le facultan y le obligan moralmente a conservar la belleza del mundo y sus recursos naturales...

Fuente: Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

Aves de Puerto Rico en peligro de extinción

De la cotorra endémica de Puerto Rico, paleontólogos descubrieron huesos en Isla de Mona y Barbuda, lo que junto a investigaciones y datos históricos apunta a la posibilidad de que esta ave tuvo una amplia distribución en las Antillas Menores.Pero en el 1960, naturalistas, ornitólogos y biólogos sugirieron que había ocurrido un descenso catastrófico, y en 1970 esta especie llegó al punto más bajo de su población salvaje, entre 13 a 15 individuos. Ese mismo año comenzó un programa de propagación en cautiverio, que ha permitido aumentar la especie Amazona vittata a 160, sumando la población silvestre que se encuentra en El Yunque. Allí hay cerca de 40 cotorras en estado silvestre, según estimó José Luis Chabert Llompart, director de la División de Recursos Terrestres del Negociado de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales. Actualmente, además de la población del Bosque Nacional del Caribe, hay un aviario en el Bosque Estatal de Río Abajo, en Arecibo, con el propósito de ser un banco de material genético representativo de la especie para futuras reintroducciones al ambiente silvestre. Se espera que en 2006 se pueda llevar a cabo la primera liberación de cotorras en la zona del carso, (del mismo bosque arecibeño), lo que constituiría la segunda población en estado silvestre.La cotorra de Puerto Rico alcanza la madurez entre los tres y cinco años de edad; sus individuos son monógamos y muy territoriales en época reproductiva, cuando ponen de dos a cuatro huevos, uno cada dos días. Las causas de reducción poblacional han sido la pérdida de hábitat por deforestación en los siglos 19 y 20, eventos naturales catastróficos y perturbaciones de áreas de crías por los seres humanos. Además de la cotorra, Chabert Llompart enumeró dos especies adicionales, la mariquita y el guabairo, que estima son las de mayor peligro de extinción.

La mariquita
La mariquita es de tamaño mediano, plumaje negro, pico afilado y una mancha amarilla en los “hombros”.La mariquita antiguamente se encontraba en los llanos costeros de Puerto Rico, pero hoy día está prácticamente restringida a la Isla de Mona, Roosevelt Roads, al este, y los manglares y bosques secos ralos del suroeste. Fuera de la temporada de cría, bandadas de esta especie frecuentan campos y los corrales del ganado.“Hemos logrado aumentar bastante la población y la proyección es bastante positiva. Se veía afectada principalmente por el parasitismo de otra especie que es el toldo, que no hace nido y pone los huevos en los nidos de la mariquita. Cuando nace el pichón del toldo es más grande, más agresivo y desplaza al pichón de la marquita”, indicó Chabert Llompart, quien recalcó que cada año es más positiva la recuperación de esta especie, que se alimenta principalmente de insectos que captura en los árboles. La mariquita, cuya población se estima en 1,000 individuos, recorre largas distancias entre los lugares donde pernocta o nidifica y donde se alimenta. Las parejas son monógamas y durante la temporada de cría despliegan con un batir de alas, exhibiendo las manchas amarillas de las alas mientras cantan.

El guabairo
Es una ave nocturna, rara y de distribución muy local. El plumaje marrón le permita pasar inadvertido muy fácilmente. El macho tiene de color blanco las puntas externas de la cola, pero éstas son visibles sólo cuando el ave vuela. Se encuentra principalmente en matorrales costeros secos en Guánica, Guayanilla y Yauco, y se estima su población en cerca de 1,500 individuos. La población del pelícano pardo se estima en 2,000 individuos. El guabairo se posa en las ramas durante la noche, desde donde emprende vuelo para capturar insectos, con sus vibrisas o cerdas rígidas, alrededor de la amplia boca. El guabairo necesita de bosques con hojarasca para anidar. De hecho, no construye nido, sino que pone la puesta de uno o dos huevos directamente sobre la hojarasca, a menudo debajo de un arbusto bajo. Si un intruso se acerca demasiado al nido, el guabairo rápidamente se aleja de él y vibra sus alas tratando de desviar al posible depredador con esta distracción. Chabert Llompart señaló que la destrucción del hábitat es también factor de la reducción en la población de esta especie. “Nosotros hemos reconocido en Puerto Rico a la pérdida de hábitat como el factor más importante para la pérdida de biodiversidad, que no podemos cambiarla por cemento. No podemos esperar que las especies estén en peligro de extinción para protegerlas. Por eso el Reglamento de Vida Silvestre provee para la protección de hábitat de una mejor manera, a la realidad de ahora, no de hace 20 años”, afirmó el funcionario al hacer mención del nuevo reglamento del DRNA para proteger la fauna y la flora, que entró en vigor el pasado 12 de marzo. Señaló además que la mayor cooperación para evitar la destrucción de hábitat de aves tendrá que venir del mismo gobierno, en cuanto a la rigurosidad en el otorgamiento de permisos y la mitigación de daños al medioambiente. (Fuente adicional: Sociedad Ornitológica Puertorriqueña. www.avesdepuertorico.org)

Aves vulnerables y en peligro de extinción:
Tigua
Pelícano Pardo
Pato Dominico
Pato Chorizo
Chiriría
Halcón de Sierra
Guaraguao de Bosque
Gallito Amarillo
Gallinazo Antillano
Playero Blanco
Playero Melódico
Gaviota Chica
Palometa
Falcón Peregrino
Paloma Sabanera
Paloma Cabeciblanca
Perdiz Grande
Perdiz de Martinica
Calandria Gorrión
Chicharra
Reinita de Bosque
Enano
Bien-te-veo
Cardenalito

El Coquí

COQUÍ COMÚN - Eleutherodactylus Coqui
Este coquí mide aproximadamente 2 3/8 pulgadas. Tiene ojos grises, castaños, bronceados o cobrizos: un ángulo no muy bien definido en el hocico y un abdomen de color arcilloso; color uniforme, usualmente castaño y gris castaño, moteado o salpicado de pecas. Tiene una marca en forma de W tras la nuca, una mancha obscura en el medio de la espalda y una línea externamente cóncava a cada lado del dorso. Puede tener una línea dorsolateral pálida y ancha a cada lado, con una banda vertebral de ancho variable que puede extenderse lateralmente hasta las rodillas. Los muslos son castaños más oscuro que el resto del cuerpo y con moteado verde amarilloso. Al igual que el Coquí de la Mona que emite el sonido “co-quí” pero su canto tiene un sonido lento y deliberado. Se distribuye por toda la Isla, tanto en regiones altas como las bajas. Generalmente se encuentra en bromelias, oquedades, grietas; bajo troncos, rocas y basura; en el bosque húmedo y más arriba del suelo, en las palmas y huecos de árboles.

COQUÍ MARTILLITO - Eleutherodactylus Locustus
Es una especie pequeña de alrededor de 13/16 de pulgada. De color castaño uniforme, reticulada con castaño más claro o crema. Un par de líneas externamente cóncavas está casi siempre presente en la espalda, pero una línea vertebral de ancho variable puede estar presente o ausente. Los ojos son grandes y protuberantes, y el ángulo a los lados del hocico redondeado o indistinto. La voz consiste en una corta nota parecida a un pitido, seguida de una serie de “clics”. Esta especie está limitada en su distribución a El Yunque y las montañas del sudeste, al este de Cayey. Prefiere zonas abiertas en el bosque, caminos y senderos a lo largo del bosque.

COQUÍ PALMEADO - Eleutherodactylus Karlschmidti
Este coquí es una especie semiacuática que mide aproximadamente unos 3 1/8 pulgadas. Por la extensión de la membrana natatoria, el saco vocal dividido, la coloración y el hábitat peculiar, esta especie es claramente distinguible de los otros coquíes. En realidad, su color no es gris pizarra uniforme o gris verdoso como uno puede creer de la primera impresión sino negro o gris con moteado a marmoración amarillosa. Las manchas amarillosas son más grandes y más intensas en los flancos. Una fina línea pálida cruza la cabeza entre los párpados superiores. Las superficies ventrales tienen marmoración gris y blanco amarilloso. La especie habita en las rocas y peñones, es bastante común en el Yunque, pero relativamente rara a lo largo de la línea Patillas-San Lorenzo. Se han obtenido ejemplares en los viveros de Maricao y Las Vegas, entre Mayagüez y Maricao, en las cuevas de Aguas Buenas y en la vecindad de Las Piedras.

COQUÍ PITITO - Eleutherodactylus Cochranae
Este coquí mide aproximadamente 13/16 de pulgada. Su color básico es gris, pero tiene dos líneas pálidas, externamente cóncavas, en la espalda. También tiene, a lo largo del hocico, una fina línea negra, pero carece de marcas en los muslos y las ingles. Sus dedos son distintivamente cortos y los ojos más pequeños que en otras especies. Su pitido es fino y prolongado, seguido de dos “clics”, que puede ser perturbador para los visitantes nocturnos. Su distribución es peculiar ya que se encuentra en el bosque seco de Guánica, pero también en el húmedo de Utuado; en Cayey; y hasta los 600 pies en el lado sudoeste de El Yunque. Es muy común en la Estación Experimental de Río Piedras y en el campus de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

COQUÍ DE LAS YERBAS - Eleutherodactylus Brittoni
Esta es una especie pequeña; tiene como 5/8 de pulgada entre la punta del hocico y la abertura cloacal. Posee una estrecha banda negra que comienza en la punta del hocico y continúa a cada lado, hasta más o menos la mitad de los flancos. Sobre la banda negra hay una fina línea pálida y en el medio del dorso, exactamente detrás de la región de los hombros, hay usualmente una mancha redonda y pequeña. El área cerca de la abertura cloacal es negra a castaño oscuro y no hay marmoraciones en los muslos. Está ampliamente distribuido por la Isla, pero muestra una notable preferencia por los pastizales abiertos, las siembras de caña y otras gramíneas.

COQUÍ DE LA MONTAÑA - Eleutherodactylus Portoricensis
Es una especie de tamaño pequeño, de aproximadamente una pulgada. Tiene ojos plateados o color blanco tiza, un ángulo en el hocico bien definido usualmente marcado con una línea blanca, manchitas o pecas obscuras en el abdomen que, aparte de eso, es blanco, y usualmente tiene algo rojo en los muslos y la ingle. Su color es uniforme, moteado o salpicado de pecas, tirando más hacia el amarillo o crema. Posee dos extensas manchas obscuras, una línea dorsolateral pálida y ancha a cada lado y una banda vertebral de ancho variable que puede extenderse lateralmente hasta las rodillas. Es una de las dos especies que emite el sonido “co-quí”, pero éste es de forma más rápida y alto. Se encuentra restringido a las montañas y prefiere el suelo, la hojarasca, arbustos y troncos de los árboles.

COQUÍ DE HEDRICK - Eleutherodactylus Hedricki
El tamaño de esta especie arbórea es más o menos un 13/16 de pulgada. Una de sus características distintivas es la constricción pronunciada tras la cabeza, un surco llano a lo largo del medio del dorso, desde el espacio entre los ojos hasta las cercanías de la joroba sacral, y el hocico corto y redondeado. Posee ojos pequeños, con párpados estrechos, el dorso uniformemente granular, un par de líneas externas cóncavas en la espalda no muy claras en los animales obscuros, la garganta negruzca de los machos, y la ausencia de rayas negras a lo largo de los lados del hocico. La coloración básica puede ser castaño o gris oscuro, casi uniforme o con abigarramientos. A veces los coquíes tienen una serie longitudinal de manchas blancuzcas a lo largo de los muslos. Las extremidades posteriores son relativamente a lo largo del flanco, el tobillo no se extiende más allá de la esquina posterior del ojo. La voz es un resonante “ping-ping-ping” que solo se oye durante la época de lluvia, desde alrededor de marzo a abril hasta más a menos el final del año según las condiciones locales. Se localiza en las montañas entre los huecos y hendiduras de los troncos y ramas, a menudo hasta una altura de 20 ó 30 pies del suelo.

COQUÍ GRILLO - Eleutherodactylus Gryllus
Esta especie arbórea de la montaña es una diminuta que mide 5/8 de pulgada. Su color es castaño amarilloso o castaño verdoso, con las extremidades algo más claras que el cuerpo. La garganta puede ser verde clara y el abdomen blanco o blanco verdoso, a veces con reflejos iridiscentes azules o dorados. Puede haber alguno de color verde amarilloso y también puede estar presente una línea dorsal central desde la punta del hocico hasta las inmediaciones de la abertura cloacal. Los párpados superiores son más estrechos que el espacio inter-palpebral. Sus ojos son pequeños y las extremidades posteriores más cortas. Tiene un hocico triangular con una pequeña protuberancia triangular en la punta. El sonido de su voz es parecido al del grillo. Vive en elevaciones apropiadas (450 pies) en el Yunque y la Cordillera Central y hacia el oeste hasta la región de Maricao. Prefiere los márgenes o las áreas abiertas del bosque; esta preferencia pudiera explicarse porque durante el día la especie vive en bromelias.

COQUÍ MELODIOSO - Eleutherodactylus Wightmanae
Es una especie pequeña de solo 3/4 de pulgada de largo. Sus características principales son un dorso claramente rugoso y aristado, discos pequeños, manchas negras pequeñas sobre el dorso y los flancos, casi siempre hay un par en la parte posterior de la espalda, inmediatamente arriba de la abertura cloacal, y otro por entre los hombros. Tiene una corta línea negra sobre el tímpano, el color salmón o amarillo rosáceo que muchas veces tiñe a esta especie y las bandas que corrientemente cruzan sus muslos y tibias. En los machos, la garganta es gris con pecas verdosas, y el abdomen y partes inferiores de las extremidades posteriores son amarillo verdosas, o amarillas y con algún toque del rojizo salmón que matiza la porción posterior. La parte superior del ojo es dorada o gris dorada. Su voz consiste en una corta nota parecida a un pitito, seguido de una serie de “clics”. Vive a una elevación no menor de alrededor de 600 pies a lo largo de a Cordillera Central y El Yunque.

COQUÍ DUENDE - Eleutherodactylus Unicolor
Es una de las especies más pequeñas, su tamaño es de alrededor de 9/26 de pulgada. Es una ranita regordeta, de cara color castaño y un par de líneas dorsolaterales claras, externamente cóncavas (o más bien series de puntos blancuzcos) que comienzan tras los ojos y se extienden posteriormente hasta la base dorsal de los muslos, en donde se ensanchan y cruzan oblicuamente. Exactamente debajo de las líneas dorsolaterales hay a cada lado, en la región inguinal, una mancha alargada que se extiende anteriormente hasta el nivel de la joroba sacral. La zona del dorso encerrada por las líneas dorsolaterales es algo más obscura que la de los flancos debajo de las líneas dorsolaterales. Una línea clara también bordea el hocico a lo largo del canthus rostralis, por lo menos en las hembras. Usualmente hay puntos blancos en la cara, los flancos, las extremidades anteriores y la parte anterior de los muslos. El color ventral es castaño o castaño claro, e con diminutas manchitas blancas. Su voz ha sido comparada con el sonido que se produce cuando se da cuerda a un reloj o cuando se pasa la uña por los dientes de una peinilla. Nunca se ha obtenido fuera de El Yunque. Se encuentra bajo el musgo y bajo las rocas y raíces de la selva musgosa cerca de los picos del bosque.

COQUÍ CAOBA - Eleutherodactylus Richmondi
Es una especie terrestre de mayor tamaño, aproximadamente unas 1 3/8 a 1 9/16 pulgadas. Fácilmente distinguible de todas las especies, este coquí posee unos discos bastante pequeños, mucho más pequeños que el tímpano. El color básico es castaño caoba, y tiene siempre una línea amarillo-dorada (o blancuzca) a cada lado de la espalda, desde la punta del hocico hasta las cercanías de la abertura cloacal. Bajo esta línea hay, a cada lado, una banda obscura más ancha, y bajo ésta, una serie de manchas negras o abigarramientos. La parte posterior de los muslos tiene por lo general, marmoraciones o manchas. Su voz es usualmente un “tic”, pero ocasionalmente produce varias notas en secuencia. Se encuentra en las más altas elevaciones de El Yunque, rara vez sobre las hojas; cuando se encuentra, por lo general, no es a más de dos o tres pies del suelo.

COQUÍ DE MONA - Eleutherodactylus Monensis
Esta es una especie de mediano tamaño que mide aproximadamente una pulgada de largo, desde a punta del hocico hasta la abertura cloacal. Sus características más distintivas son el dorso manchado, el tímpano grande y el abdomen liso. El color básico as castaño claro o gris castaño, con las manchas de un color castaño oscuro. La voz de esta especie suena como gotas que caen continuamente. No tiene el saquillo inflable que tienen otros coquíes en la garganta ni las dos endiduras que comunican el saquillo con la cavidad oral. Se puede ver en las paredes de cuevas llanas que contienen agua y en sumideros. Se encuentran únicamente en Isla de Mona. COQUÍ GUAJÓN - Eleutherodactylus Cooki Este coquí es relativamente grande, mide 3 5/16 pulgadas. Su color es castaño sólido, pero los machos tienen garganta amarilla y en ambos sexos puede existir un margen blanco que bordea los ojos grandes. Tiene discos digitales grandes y truncos, que al ser examinados muestran clavijas protuberantes y glándulas mucosas que le permiten pegarse con firmeza a las superficies lisas. Se caracteriza por tener una voz peculiar melodiosa y baja, totalmente distinta a la de otras especies. Habita en las grietas y grutas de la Sierra de Pandura y en las montañas al sur de Humacao, en el sudeste de Puerto Rico, donde pone sus huevos sobre la superficie húmeda de los enormes peñones dentro de las cuevas.

COQUÍ DORADO - Eleutherodactylus Jasperi
De tamaño pequeño, aproximadamente 3/4 a 13/16 de pulgada, este coquí se distingue por su color uniforme amarillo, amarillo verdoso o castaño amarilloso, a veces con reflejos metálicos, principalmente en la región de los párpados, por su cabeza aplastada y constreñida en la parte posterior y por tener glándulas sobresalientes en los costados. Es la única especie de rana que es ovovivípara, o sea, que pare las crías vivas. En este caso los huevos se desarrollan dentro del oviducto de la hembra hasta que las ranitas ya formadas emergen de la abertura genital (cloaca) siendo pequeñas replicas de los adultos. La voz es un “tuit, tuit, tuit” que emite solo el macho, al parecer llamando a la hembra. Es un habitante de las bromelias en la Sierra de Cayey. Nunca se ha encontrado fuera de la Sierra de Cayey.

COQUÍ DE ENEIDA - Eleutherodactylus Eneidae
Esta especie terrestre mide aproximadamente 1 13/16 pulgadas, con tubérculos en el dorso y con los párpados y las superficies dorsales abigarradas. No hay mucha variación en la coloración dorsal aparte de que a veces el color de fondo, que es castaño verdoso o castaño grisoso, puede ser claro u oscuro, y tienen a veces un tinte amarilloso en el tercio posterior de los flancos. Tiene un par de líneas claras, externamente cóncavas, que a veces pueden verse en la espalda. El ojo es muy peculiar, siendo su color dorado o verde grasoso, más o menos similar al cuerpo, pero generalmente más oscuro con reticulación venal negra. No tiene líneas a lo largo del hocico ni supratimpánicas. Su voz consiste en una nota parecida a un pitido, seguida de una serie de “clics” muy parecida a la voz del Coquí Martillito. El Coquí de Eneida vive sobre los 900 ó 1,000 pies en los taludes a lo largo de caminos, senderos y en troncos musgosos en la Cordillera Central y El Yunque.

COQUÍ CHURÍ - Eleutherodactylus Antillensis
Es el más grande de los diminutos; mide aproximadamente 1 3/16 de pulgada. Se distingue de los demás miembros del género por sus muslos manchados o con marmoraciones negras y sus ojos rojizos. Tiene una línea negra marginando el hocico a cada lado, y una corta línea negra sobre el tímpano. Una fina línea pálida puede estar presente a lo largo de la línea media del dorso. Se le puede oír desde lo alto de los árboles, quizás porque la única agua que obtiene se encuentra en las plantas aéreas. Su voz se puede describir como un “churí, churí, churí”, pero puede oírse ocasionalmente un “qui-qui-qui” que tal vez tenga que ver con la demarcación del territorio. De amplia distribución, es una de tres especies que vive en los bosques secos de Guánica y también es una de las dos únicas que se tiene noticia en Vieques y Culebra. Se esconde bajo las raíces de las yerbas, bajo la corteza de los árboles, y debajo de las rocas y troncos.

Fuente: Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

Los lagos y embalses de Puerto Rico

Un lago se define como una gran masa de agua depositada en una depresión u hondonada del terreno. Este depósito de agua se forma en lugares donde las fuerzas geológicas han actuado de tal forma que la depresión del terreno impide la salida total del agua de su cuenca. Los fenómenos geológicos que forman los lagos y que contribuyen a la distribución de éstos en nuestro planeta son condiciones particulares del tiempo, clima o áreas geológicas.

Los lagos se caracterizan por ser más profundos que otros cuerpos de aguas interiores, además de que su zona de aguas abiertas es relativamente grande en comparación con su zona litoral. El agua contenida en el lago proviene de la lluvia, de aguas subterráneas o de un río. Estas aguas que nutren al lago aportan sedimentos, los cuales se acumulan en el fondo por la naturaleza cóncava del mismo. A medida que pasa el tiempo, el proceso de sedimentación reduce la profundidad del lago, favoreciendo la sucesión de un sistema acuático a uno terrestre.

Los embalses o represas son lagos construidos por el hombre con el propósito de almacenar agua para consumo doméstico e industrial, riego, producción de energía eléctrica y control de inundaciones.

En Puerto Rico, los embalses fueron construidos en la zona montañosa con el propósito de retener el máximo volumen de agua en el menor espacio superficial posible, por lo que nuestros lagos artificiales son profundos y sus orillas tienen un declive precipitado. La actividad recreativa que se realiza en estos embalses surge como un beneficio secundario del represamiento de los ríos. Se destaca el paseo en botes, así como la pesca recreativa. Esta última está sostenida principalmente por especies introducidas a la Isla como lo son la lobina, el tucunaré, las chopas, los barbudos o peces gatos y las tilapías. Otras especies introducidas, como la sardina de agua dulce (Dorosoma petenense), sirven de alimento a las otras especies de peces.

Los embalses de la Isla están siendo afectados por una serie de problemas como la contaminación orgánica e inorgánica, el crecimiento excesivo de la vegetación acuática y la rápida acumulación de sedimentos. Estos problemas limitan la capacidad de almacenaje, así como la calidad de las aguas represadas. El proceso de sedimentación ha reducido grandemente la capacidad de almacenaje de los embalses de Coamo, Comerío 1 y Comerío H. Otros embalses, como el de Adjuntas, Jordán, Pellejas, Prieto, Toro, Río Blanco y Viví, que fueron diseñados para retener una cantidad reducida de agua, también han sido afectados por la sedimentación.

La isla tiene lagunas naturales, tales como la del Condado y de San José en San Juan, Piñones y Torrecillas en Carolina, Joyuda en Cabo Rojo, y Laguna Tortuguero en el área de Manatí y Vega Baja.


Principales Embalses de la Isla


Caonillas

Está localizado a unas tres millas del municipio de Utuado. La presa fue construida en el 1948 con el propósito de generar energía eléctrica. Cubre un área superficial de 283.3 hectáreas y su capacidad original de almacenaje era de 60 hectómetros cúbicos. Lo suplen las aguas del Río Caonillas, Río Jauca, Río Grande de Jayuya y varias quebradas tributarias. En este lago se puede encontrar buena pesca de lobina, chopas, barbudos y tilapías. La ruta para el lago es saliendo desde Utuado hacia el sureste, por la carretera número 111 y luego la número 140 hacia el norte. Si se va desde Florida, se sigue la número 140 hacia el sur.

Carite

Este embalse fue construido en el 1913, en el barrio Carite del municipio de Guayama. El lago cubre un área superficial de 123.8 hectáreas y su capacidad original era de 13.9 hectómetros cúbicos. Se suple de las aguas del Río La Plata y algunas quebradas tributarias. Las aguas represadas se usan para riego, generación de electricidad y como abasto de agua potable. En el lago se pueden pescar lobinas, chopas, barbudos y tilapías. Hay acceso saliendo del pueblo de Guayama por la Carr. Núm. 15 hacia el norte, siguiendo luego la Núm. 179, o saliendo del expreso hacia Guavate por la Núm. 184, luego la número 179 hasta la número 742.

Carraizo (Loíza)

Este lago está ubicado en la parte central de Puerto Rico, dentro de los límites del barrio San Antonio de Caguas, el barrio Jaguas de Gurabo y el barrio Carraízo y La Gloria de Trujillo Alto. Fue construido en el 1954 con el propósito de abastecer de agua potable a la zona metropolitana y para generar energía eléctrica. Cubre una superficie de 421.7 hectáreas y su capacidad era de 24.7 hectómetros cúbicos. Suplen a Carraízo. Las aguas del Río Grande de Loíza y sus tributarios. La pesca incluye lobinas, chopas, barbudos y tilapías. Se llega a este lago saliendo desde Río Piedras por la Carretera Número 3 que va hacia Carolina, siguiendo luego la Número 181 que va hacia Trujillo Alto y luego la Carretera Número 175 hacia el sur, o mediante la Carr. Núm. 1, luego la Carr. Núm. 52 hacia la Carr. Número 175 y por la Carr. Número 941 desde Gurabo.

Cidra

Se construyó en el 1946 como abasto de agua potable con una capacidad de almacenaje de 6.7 hectómetros cúbicos. Su área superficial era de 110.5 hectáreas y sus tributarios son el Río Bayamón y el Río Sabana. Las especies de peces que se pueden capturar en este lago incluyen lobinas, tucunaré, chopas, barbudos y tilapías. Se llega al Lago Cidra saliendo del pueblo de Cidra por la carretera número 172 hacia el este y luego la número 784. Si se sale de Caguas, se usa la Carr. Núm. 1 hacia el sur, siguiendo luego la Carr. Núm. 787.

Dos Bocas

Se encuentra localizado dentro de la jurisdicción de los municipios de Utuado y Arecibo en la parte central de la Isla. La presa se construyó en 1942 para la producción de energía eléctrica. Cubre una superficie de 256.6 hectáreas y su capacidad original era de 39 hectómetros cúbicos. Se suple de las aguas del Río Grande de Arecibo, Río Limón y Río Caonillas. En este lago se pueden pescar chopas, lobinas, barbudos y tilapías. Para llegar al lago se toma la carretera número 10 que va de Arecibo a Utuado. Desde Florida se usa la número 140 y luego la número 146 que va a empalmar con la número 10 al norte del lago.

Garzas
Se localiza en la parte central oeste de la isla a 3 millas al sureste del pueblo de Adjuntas. Su superficie es de 36.8 hectáreas con una capacidad original de 5.8 hectómetros cúbicos. Se nutre de las aguas del Río Vacas y varias quebradas tributarias. Sus aguas son utilizadas para el consumo y producción de energía eléctrica. Tiene buena pesca de lobinas, chopas caracoleras y barbudo blanco. Para llegar a este lago se toma la Carr. Núm. 10 que va de Ponce a Adjuntas, siguiendo luego la número 518 que llega al lago.

Guajataca
Se construyó en el 1929 en la jurisdicción de los pueblos de Quebradillas, San Sebastián e Isabela. Cubre una superficie de 526 hectáreas y su capacidad original era de 40.2 hectómetros cúbicos. Se suple de las aguas del Río Guajataca y sus tributarios. La pesca disponible incluye lobinas, chopas, barbudos blancos y tilapías. Se llega a este lago si se va desde Camuy por la Carr. Núm. 119 hacia San Sebastián. Desde Lares se sigue la número 453 que va a empalmar con la Núm. 119 y si se va desde San Sebastián se toma la Carr. Núm. 119 que va de dicho pueblo hacía Camuy.

Guayabal
Se encuentra localizado al norte de Juana Díaz. Esta represa fue construida en el 1914 para generar electricidad. Su capacidad original era de 12 hectómetros cúbicos, pero actualmente se encuentra reducida por la sedimentación. Su pesca incluye lobinas, chopas, barbudos, sagas y tilapías. Se llega al lago desde Juana Díaz por la Carr. Núm. 550 hasta la número 557.

Guayo

Esta localizado en la parte oeste central de la Isla, cerca del poblado de Castañer entre el barrio Bartolo de Lares y Guayo del municipio de Adjuntas. Cubre una superficie de 115.3 hectáreas y su capacidad original era de 12.5 hectómetros cúbicos. Fue construido en el 1956, se nutre del Río Guayo y sus aguas son utilizadas para la producción de energía eléctrica y riego. En este lago se puede pescar la lobina y la chopa. La ruta de acceso al lago es por la Carr. Núm. 10 en dirección a Utuado y luego se sigue la número 135 hacia el oeste. Si se sale de Lares, se sigue la Carr. Núm. 128 y luego la Núm. 135.

La Plata

Se localiza entre las municipalidades de Toa Alta, Naranjito y Bayamón. La presa fue construida en el 1973 y es administrada por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados para suplir agua potable a parte de la zona metropolitana. Cubre un área superficial de 404.7 hectáreas. Su capacidad original fue de 28 hectómetros cúbicos. Se suple de las aguas del Río La Plata y de varias quebradas tributarias. Tiene buena pesca de lobinas, tucunarés, chopas, barbudos y tilapías. Para llegar al lago se toman las siguientes carreteras: Núm. 2, Núm. 167, Núm. 824, Núm. 826 y la Núm. 827.

Las Curias
El Río Piedras fue represado en el 1946 en el barrio Cupey de Río Piedras. Posee un área superficial de 12.1 hectáreas y su capacidad original era de 1.4 hectómetros cúbicos. Sus aguas se almacenan como reserva y en éste se pueden pescar lobinas, tucunarés y chopas. Para llegar al lago se toma la Carr. Núm. 1 que va hacia Caguas, siguiendo luego la Núm. 176.

Loco

Se construyó en el 1951 en Yauco. Posee un área superficial de 0.25 hectáreas y su capacidad original era de 2.4 hectómetros cúbicos. Sus aguas se utilizan para generar energía eléctrica y para riego. En ellas se puede pescar lobinas, tucunarés, chopas, guavinas, barbudos y tilapías. Para llegar al lago se toma la Carr. Núm. 368 de Yauco hacia Sabana Grande.

Lucchetti (Yauco)
Este lago está localizado en el suroeste de Puerto Rico dentro de los límites de los barrios Naranjo, Vegas y Algarrobo de la municipalidad de Yauco. Fue construido en el 1952 para generar energía eléctrica y riego, con una capacidad de 20 hectómetros cúbicos y un área superficial de 107.7 hectáreas. Se suple de las aguas del Río Yauco y sus tributarios. En el embalse se pueden pescar lobinas, tucunarés, chopas, barbudos, guavinas y tilapías. Para llegar al lago se toma la Carr. Núm. 128, que sale hacia el norte del pueblo de Yauco.  Si se sale de Maricao, se toma la Carr. Núm. 105, siguiendo luego la Núm. 128 que llega hasta el lago.
 
Martullas
Fue construido en el 1934 en el municipio de Orocovis. Su superficie es de 31.2 hectáreas y su capacidad original de 3.71 hectómetros cúbicos. Se suple de las aguas del Río Matrullas, las cuales son utilizadas para producción de energía eléctrica y riego. La pesca incluye lobinas, chopas y barbudos. Para llegar a este lago se toman las Carr. Núm. 10, Núm. 143, Núm. 564 hasta la Núm. 590.

Melania
Situado en el barrio Pozo del municipio de Guayama. Su superficie es de 15.8 hectáreas. Se suple de las aguas del Río Melania. La pesca incluye lobinas, chopas, barbudos, guavinas, dajaos y camarones. Para llegar al lago se toma la Carr. Núm. 3 que sale de Guayama hacia Jobos, siguiendo luego la Carr. segunda a la derecha.

Patillas

Este lago está localizado en el sureste de Puerto Rico en la municipalidad de Patillas. Fue construido en el 1914 para riego, con una capacidad de 17.8 hectómetros cúbicos en un área superficial de 127.9 hectáreas. Se suple de las aguas del Río Patillas y del Río Marín. En el embalse se pueden pescar tucunaré, chopas, barbudos, guavinas y tilapías. Para llegar al lago se toma la Carr. Núm. 181 y luego la Núm. 184.

Toa Vaca
Localizado al sur de Villalba. Fue construido en el 1972 con una capacidad original de 68.7 hectómetros cúbicos y un área superficial de 324 hectáreas. Se suple de las aguas del Río Toa Vaca y en el se pueden pescar lobinas, tucunarés, chopas, barbudos y tilapías. Las aguas de este lago son usadas como abasto de agua potable y para riego. Tiene acceso por la Carr. Núm. 150, que sale de Coamo hacia Villalba.

Yahuecas
Este embalse represa las aguas del Río Yahuecas, en Adjuntas. Fue construido en el 1956 con una capacidad de 2.2 hectómetros cúbicos y un área superficial de 20 hectáreas que son utilizadas para la producción de energía eléctrica y riego. Su pesca incluye lobinas y chopas. Se tiene acceso a este embalse saliendo de Adjuntas por la carretera número 10 con dirección a Utuado, siguiendo luego la carretera número 135 y luego la número 525.

Fuente: Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.
 

Los rios de Puerto Rico

La mayor parte de los ríos nacen en la Cordillera Central. El relieve topográfico forma cuatro vertientes principales a través de las cuales discurren las aguas de lluvia hacia el mar. Estas vertientes son la vertiente Norte o Atlántico; la vertiente Sur o del Mar Caribe; la vertiente Este o del Pasaje y la Sonda de Vieques; y la vertiente Oeste del Paso de la Mona.

La vertiente Norte es la más significativa por la relativa abundancia de la precipitación y por la persistencia y mayor caudal de sus corrientes de agua. En partes, los ríos se sumergen en áreas de topografía cársica, caracterizada por sumideros y cavernas. La vertiente del Este tiene una topografía peculiar. Las montañas llegan muy cerca del mar y los ríos han cortado en ellas estrechos valles de forma triangular.

En la vertiente Sur los ríos son mucho más cortos que los de la vertiente Norte debido a la proximidad de la Cordillera Central a la costa. La precipitación en la costa sur es escasa, por lo que muchos ríos están secos o su caudal es pequeño. La vertiente Oeste se caracteriza por un régimen lluvioso. Las cuencas de los ríos aquí son relativamente extensas con cauces largos.

De los 1,200 cuerpos de aguas de Puerto Rico, solamente 50 se clasifican como ríos. Numerosos ríos fluyen desde las montañas a los llanos costeros. La Cordillera Central divide las aguas del norte (Atlántico) y sur (Caribe). Los ríos de la región norte son largos, abundantes y de aguas tranquilas en comparación a los ríos del sur, y la costa es húmeda y verde. Los principales ríos son: Grande de Loíza (65 kilómetros), Bayamón (40 kilómetros), la Plata (80 kilómetros) y Grande de Arecibo (55 kilómetros). Al oeste y al este están las cuencas de los ríos que forman los sistemas de agua y estos ríos son: Culebrinas (45 kilómetros), Grande de Añasco (65 kilómetros), y Guanajibo (38.4 kilómetros).

Las corrientes subterráneas son abundantes, especialmente hacia el noroeste. Entre las fuentes termales más importante está "Los Baños de Coamo" en el municipio de Coamo. En el sudoeste, los mangles han creado un sistema de canales únicos. Los ríos de Puerto Rico no son navegables, excepto cerca de la costa, pero proporcionan corriente eléctrica e irrigación. Puerto Rico no tiene lagos naturales, aunque tiene 15 embalses, comúnmente llamados lagos, formados por el represamiento de los principales ríos para producir energía hidroeléctrica y agua para irrigación. La hidroelectricidad produce menos del 1% de la electricidad generada, pues la mayor parte de la energía eléctrica utiliza petróleo como su fuente de energía.

Principales Ríos de la Isla

Río Guajataca
Tiene su nacimiento en una región montañosa del Barrio Buenos Aires como a dos millas del pueblo de Lares, a una elevación aproximada de 1,600 pies (488 metros) sobre el nivel del mar. Tiene este río una longitud aproximada de 25.5 millas (41 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Océano Atlántico al noroeste de Puerto Rico, en el límite entre la ciudad de Aguadilla y el pueblo de Isabela. Tiene un área de captación de 71 millas cuadradas. El Río Guajataca forma el Lago Guajataca, el cual queda entre los municipios de San Sebastián, Quebradillas e Isabela.

Río Camuy
Tiene su origen el Río Camuy en la Cordillera Central al noroeste de Puerto Rico. Fluye generalmente con dirección norte hacia el Océano Atlántico por una distancia de 30 kilómetros. Al este del pueblo de Lares entra en un cañón estrecho. El cañón termina en una forma abrupta en el sumidero "Blue Hole" donde el Río Camuy se va subterráneo. Es visto nuevamente al fondo del sumidero Espiral; como 200 metros al noroeste de este sumidero aparece de nuevo al fondo del sumidero de Tres Pueblos, fluyendo desde el noreste a través de él como por 100 metros y luego se va subterráneo. Aparece brevemente al fondo del sumidero del Empalme, yéndose subterráneo nuevamente para reaparecer en un valle 800 metros al norte de este sumidero. Desde ese punto, fluye hacia el norte sobre la superficie hasta el Océano Atlántico. El Río Camuy tiene un área de captación de aproximadamente 62 millas cuadradas. Cruza por los municipios de Utuado, Lares, Hatillo y Camuy.

Río Grande de Loíza
Tiene su nacimiento en la Sierra de Cayey como a 3,500 pies (1,073 metros) sobre el nivel del mar. Tiene un área de captación aproximada de 308 millas. Cruza los municipios de San Lorenzo, Caguas, Gurabo, Trujillo Alto, Carolina, Canóvanas y el pueblo de Loíza Aldea. Tiene una longitud aproximada de 40 millas (64 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al Océano Atlántico al norte de Puerto Rico, en el pueblo de Loíza. El Río Grande de Loíza está represado en el Lago Loíza, el cual está localizado dentro de los límites de los municipios de Trujillo Alto, Caguas y Gurabo.

Río Herrera
Nace el Río Herrera en el Barrio Ciénaga Alta de la municipalidad de Río Grande a una elevación de 1,558 pies (475 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 10 millas (16 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico, entre el límite de los pueblos de Loíza y Río Grande. Corre generalmente de sur a norte.

Río Espíritu Santo
Tiene su nacimiento el Río Espíritu Santo en la Sierra de Luquillo, Barrio Jiménez de la municipalidad de Río Grande a una elevación aproximada de 2,427 pies (740 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 12 millas (19.2 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico dentro de los límites del pueblo de Río Grande. Cruza por el municipio de Río Grande. Este río tiene una caída de agua espectacular de gran belleza. El Río Espíritu Santo es un área rica en vida marina y de gran belleza natural, por lo exuberante en vegetación (manglares) de su desembocadura.

Río Mameyes
Tiene su nacimiento el Río Mameyes en la Reserva Forestal de Luquillo a una elevación de 2,390 pies (728 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 9.7 millas (15.5 kilómetros desde su nacimiento hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico. Cruza por los municipios de Río Grande y Luquillo.

Río Sábana
Nace este río en la Sierra de Luquillo, Reserva Forestal Federal en el Barrio Sabana del municipio de Luquillo a una elevación de 1,722 pies (525 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 7.7 millas (12.3 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico en el pueblo de Luquillo.

Río Fajardo
Nace el Río Fajardo al oeste del Barrio Río Abajo de la municipalidad de Ceiba a una elevación aproximada de 2,624 pies (800 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 14.9 millas (24 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en la Sonda de Vieques al este de Puerto Rico. Cruza por los municipios de Ceiba y Fajardo.

Río Grande de Arecibo
Se origina en la unión del Río Vacas con el Río Cidra a dos kilómetros al noroeste del municipio de Adjuntas en el Barrio Juan González. Tiene el Río Grande de Arecibo una longitud como de 33 millas (52.88 kilómetros) desde su origen hasta que desemboca en la Bahía de Arecibo al norte de Puerto Rico. Este río cruza por los municipios de Adjuntas, Utuado y Arecibo. Tiene un área de captación de 789 millas cuadradas. El sistema del Río Grande de Arecibo forma el Lago Adjuntas y el Lago Dos Bocas.

Río Grande de Manatí
Tiene su nacimiento en el Barrio Barrancas del pueblo de Barranquitas a una elevación aproximada de 2,224 pies (678 metros) sobre el nivel del mar. Recorre los municipios de Barranquitas, Naranjito, Corozal, Morovis, Orocovis, Ciales, Barceloneta y Manatí. Tiene una longitud aproximada de 25 millas (40.2 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico. Tiene un área de captación de 224 millas. Su ancho es de 25 a 50 pies y su profundidad fluctúa entre 1 y 15 pies.

Río Cibuco
Tiene su origen el Río Cibuco al este del Barrio Cuchillas del municipio de Corozal. Tiene una longitud aproximada de 22 millas (35.13 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico. Cruza por los municipios de Corozal, Vega Alta y Vega Baja. Desemboca en Boca del Cibuco en el Océano Atlántico al norte de Puerto Rico. Tiene un área de captación de 100 millas cuadradas.

Río de la Plata
Es el río más largo de Puerto Rico, aunque no el más caudaloso. Tiene su nacimiento al suroeste del Cerro La Santa, al este del Barrio Farallón del Municipio de Cayey a una altitud aproximada de 2,625 pies (800 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 60.5 millas (97 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Océano Atlántico al norte de la Isla en la jurisdicción de Dorado. Cruza por los municipios de Cayey, Comerío, Toa Alta, Toa Baja y Dorado. El Río de La Plata tiene un área de captación de 239 millas cuadradas. Forma dos lagos: el Lago Carite y el Lago La Plata.

Río de Bayamón
Nace este río al norte del Barrio Beatriz de la municipalidad de Cidra a una elevación de 1,476 pies (450 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 25 millas (40 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en la Bahía de San Juan al norte de Puerto Rico. Tiene un área de captación de 105 millas cuadradas. Cruza por los municipios de Cidra, Guaynabo, Toa Baja, Bayamón y Cataño. El Río Bayamón forma el Lago de Cidra y la Represa de San Juan.

Río Puerto Nuevo
Tiene su origen en el Barrio Caimito del municipio de San Juan a un elevación entre los 426 - 590 pies (130-180 metros) sobre el nivel del mar. Este es un río corto que sólo cruza por la jurisdicción de San Juan. Tiene una longitud aproximada de 9.9 millas (16 kilómetros desde que se origina hasta que desemboca en la Bahía de San Juan al norte de Puerto Rico. Corre generalmente de sur a norte.

Río Daguao
Nace este río en el Barrio Chupa Callos de la municipalidad de Ceiba a una elevación aproximada de 623 pies (190 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 6.5 millas (10.4 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Pasaje de Vieques al este de Puerto Rico en el límite de los pueblos de Ceiba y Naguabo.

Río Santiago
Nace este río al norte del Barrio Duque de la municipalidad de Naguabo a una elevación aproximada de 820 pies (250 metros) sobre el nivel del mar. Es un río corto de una longitud aproximada de 5.5 millas (8.8 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al este de Puerto Rico en el municipio de Naguabo.

Río Blanco
Nace este río de la unión de los Ríos Cubuy, Icacos y Prieto en la Reserva Forestal de Luquillo a una elevación aproximada de 558 pies (170 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 8.5 millas (13.6 kilómetros) desde su origen hasta que desemboca al este de Puerto Rico en el Barrio Río de la municipalidad de Naguabo. Corre de norte a sureste.

Río Antón Ruiz
Tiene su origen este río de la unión de la Quebrada Collores y la Quebrada Mambiche las que nacen a elevaciones de 492 (150 metros) y 574 (175 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 6.5 millas (10.4 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca en el Mar Caribe en la costa este de Puerto Rico en el límite de los pueblos de Naguabo y Humacao.

Río Humacao
Nace este río al sureste del Barrio Montones de la municipalidad de Las Piedras a una elevación aproximada de 1,016 pies (310 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por los municipios de las Piedras y Humacao. Tiene una longitud aproximada de 16.8 millas (27 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al este de Puerto Rico. Corre generalmente de oeste a este.

Río Guayanes
Tiene su origen al oeste del Barrio Guayabota, cerca del Cerro del Cabro, como a 6 millas al oeste de Yabucoa a una elevación de aproximadamente 2,080 pies (634 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por el municipio de Yabucoa. Tiene una longitud aproximada de 17 millas (27.5 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al sureste de Puerto Rico.

Río Maunabo
Nace este río al noroeste del Barrio Matrullas Alto de la municipalidad de Maunabo a una elevación aproximada de 1,345 pies (410 metros) sobre el nivel del mar. Es un río corto que sólo cruza por el municipio de Maunabo, el cual tiene una longitud aproximada de 9.3 millas (14.8 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe al sureste de Puerto Rico. Tiene el río Maunabo un ancho aproximado de 20 pies y su profundidad es de 2 a 3 pies de hondo.

Río Jacaboa
Tiene su origen en la Sierra de Guardarraya al norte del Barrio Ríos de la municipalidad de Maunabo, a una elevación aproximada de 885 pies (270 metros) sobre el nivel del mar. Es un río corto que sólo cruza por el municipio de Maunabo. Tiene una longitud aproximada de 4.7 millas (7.5 kilómetros) desde su origen hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico en el Barrio Jacaboa de Maunabo.

Río Grande de Patillas
Tiene su nacimiento el Río Grande de Patillas al norte del Barrio Mulas en la Sierra de Cayey del municipio de Patillas a una altura de 2,263 pies (690 metros) sobre el nivel del mar. Este río corre hacia el sur por 9 millas hasta descargar en el Lago Patillas y luego 5 millas más hasta desembocar en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico. En el curso de este río está el Charco Azul, piscina natural de montaña con agua cristalina, de un tamaño de 50 x 25 pies aproximadamente. Forma el Lago Patillas, el cual esta localizado dentro de los límites de los Barrios Jagual, Marín y Cacao Alto del municipio de Patillas.

Río Nigua
Nace este río al norte del Barrio Yaurel del municipio de Arroyo a una elevación de 1,640 pies (500 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 6.3 millas (10 kilómetros) y corre de norte a sur.

Río Guamaní
Tiene su origen este río de la unión de la Quebrada de los Barros, Quebrada de las Cuevas, Quebrada Culebra y Quebrada Trinidad. Es un río corto que corre de norte a sur por aproximadamente 7.4 millas (11.8 kilómetros ) desde su origen hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico.

Río Seco
Nace este río al norte del Barrio Pozo Hondo de la municipalidad de Guayama a una elevación de 984 pies (300 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 8 millas (12.8 kilómetros desde que nace hasta que desemboca en la Bahía de Jobos al sur de Puerto Rico.

Río Salinas
Nace este río al norte del Barrio Lapa de la municipalidad de Salinas dentro de la Reservación Militar a una elevación de 984 pies (300 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 9 millas (14.4 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al suroeste del pueblo de Salinas en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico. Este río corre generalmente de norte a sur. Tiene un área de captación de 53 millas cuadradas.

Río Jueyes
Nace este río al noroeste del Barrio Río Jueyes del municipio de Salinas a una elevación de 984 pies (300 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 8 millas (12.8 kilómetros desde su origen hasta que desemboca en la Bahía de Rincón al sur de Puerto Rico. Corre generalmente de norte a sur.

Río Coamo
Nace el Río Coamo al oeste del Barrio Pulguillas de Coamo a una elevación de 2,396 pies (730 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud aproximada de 19 millas (30.4 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al suroeste del pueblo de Santa Isabel al sur de Puerto Rico. Tiene un área de captación de 78 millas cuadradas. Cruza por los municipios de Coamo y Santa Isabel. Forma el Lago Coamo el cual esta localizado en el Barrio Jauca II del municipio de Santa Isabel.

Río Descalabrado
Nace este río al sur del Barrio Pedro García de la municipalidad de Coamo a una elevación de 1,738 pies (529.7 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por los municipios de Coamo, Santa Isabel y Juana Díaz. Tiene una longitud aproximada de 15.2 millas (24.3 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe, al sur de Puerto Rico. Corre generalmente de norte a sur.

Río Cañas
Nace este río al este del Barrio Guayabal del municipio de Juana Díaz a una elevación de 1,246 pies (380 metros) sobre el nivel del mar. Cruza solamente por la municipalidad de Juana Díaz. Tiene una longitud aproximada de 7.4 millas (11.8 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico dentro de los límites del Sector El Pastillo de Juana Díaz. Este río corre generalmente de norte a sur.

Río Jacaguas
Nace este río en el límite de los Barrios Vacas y Hato Puerco Arriba del municipio de Villalba a una elevación de 2,099 pies (640 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por los municipios de Villalba y Juana Díaz. Tiene una longitud aproximada de 22 millas (35.2 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico. Corre generalmente de norte a sur. Tiene un área de captación de 94 millas cuadradas. El Río Jacaguas forma el Lago Guayabal, el cual está localizado dentro de los límites del Barrio Villalba Abajo y Hato Puerco Abajo del municipio de Villalba y el Barrio Guayabal del municipio de Juana Díaz.

Río Inabón
Nace el Río Inabón en la Cordillera Central de Puerto Rico, en el Barrio Anón del municipio de Ponce a una elevación de 4,100 pies (1,250 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por el municipio de Ponce y corre de norte a sur. Tiene una longitud aproximada de 18.5 millas (29.6 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico.

Río Bucaná
Tiene su origen este río de la unión del Río Cerrillos, Quebrada Ausubo y Río Bayagán. Tiene una longitud aproximada de 6.3 millas (10 kilómetros) desde su origen hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico. El Río Bucaná está canalizado desde su entrada al pueblo de Ponce hasta el Barrio Bucaná donde se une al Canal del Río Portugués para desembocar ambos al Mar Caribe.

Río Portugués
Nace este río al oeste del Barrio Portugués de la municipalidad de Adjuntas a una elevación de 2,853 pies (870) metros) sobre el nivel del mar. Cruza solamente por la municipalidad de Ponce. Corre de norte a sur. Tiene una longitud aproximada de 17.7 millas (28.3 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Mar Caribe al sur de Puerto Rico. El Río Portugués está canalizado desde su entrada al pueblo de Ponce hasta el Barrio Bucaná donde se une en un solo canal al Río Bucaná hasta la desembocadura de ambos en el Mar Caribe.

Río Matilde
Tiene su origen de la unión del Río Pastillo y Río Cañas dentro de los límites de la ciudad de Ponce. Es un río corto que corre de norte a sur hasta desembocar al sur de Puerto Rico dentro del límite del poblado de la Playa de Ponce.

Río Tallaboa
Nace este río al norte del Barrio Rucio de la municipalidad de Peñuelas a una elevación de 2,722 pies (830 metros) sobre el nivel del mar. Cruza solamente por el municipio de Peñuelas. Tiene una longitud aproximada de 13.2 millas (21.1 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca en la Bahía Tallaboa en el Mar Caribe al Sur de Puerto Rico. Corre generalmente de norte a sur. Tiene un área de captación de 35 millas cuadradas.

Río Macaná
Nace este río en el noroeste del Barrio Macaná de la municipalidad de Peñuelas a una elevación de 2,394 pies (730 metros) sobre el nivel del mar. Este río corre de norte a sur siguiendo los límites de los municipios de Peñuelas y Guayanilla. Tiene una longitud aproximada de 7 millas (11.2 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en la Bahía de Guayanilla al sur de Puerto Rico.

Río Guayanilla
Nace este río al noroeste del Barrio Jagua Pasto de la municipalidad de Guayanilla a una elevación de 2,670 pies (814 metros) sobre el nivel del mar. Corre de norte a sur cruzando solamente por tierras del municipio de Guayanilla. Tiene una longitud aproximada de 15 millas (24 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en la Bahía de Guayanilla al sur de Puerto Rico.

Río Yauco
Tiene su nacimiento este río en la Cordillera Central al norte del Barrio Frailes de la municipalidad de Yauco a una elevación de 2,165 pies (660 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por los municipios de Yauco y Guayanilla. Tiene una longitud de 22.6 millas (36.1 kilómetros desde que nace hasta que desemboca en el Puerto de Guayanilla al sur de Puerto Rico. Tiene un área de captación de 48 millas cuadradas.

Río Loco
Nace el Río Loco al oeste del Barrio Frailes de la municipalidad de Yauco, a una elevación de 2,083 pies (635 metros) sobre el nivel del mar. Cruza por tierras del municipio de Yauco solamente. Tiene una longitud aproximada de 18.5 millas (29.6 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al noroeste de la Bahía de Guánica al sur de Puerto Rico. El Río Loco forma la Presa Loco localizada en el Barrio Susúa Alta de la municipalidad de Yauco.

Río Guanajibo
Tiene su origen el Río Guanajibo en la Cordillera Central como a seis millas al noroeste del pueblo de Sabana Grande a una elevación aproximada de 2,897 pies (883 metros) sobre el nivel del mar. Fluye con dirección sur hacia el pueblo de Sabana Grande y luego generalmente hacia el oeste como por 24 millas hasta el Pasaje de Mona al oeste de Puerto Rico. Tiene una longitud aproximada de 24 millas (38.4 kilómetros). El área de captación del Río Guanajibo es como de 129 millas cuadradas. Cruza por los municipios de Sabana Grande, San Germán, Hormigueros, Cabo Rojo y Mayagüez.

Río Yagüez
Tiene su nacimiento el Río Yaguez en las montañas Urayoán al suroeste de Las Marías y noroeste de Maricao como a 1,200 pies (366 metros) sobre el nivel del mar. Tiene el Río Yaguez una longitud aproximada de 13 millas (20.8 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca en el Pasaje de Mona al oeste de Puerto Rico. Corre generalmente de este a oeste. En el curso del Río Yagüez está la Represa de Mayagüez, localizada entre el límite del Barrio Bateyes y Limón del municipio de Mayagüez.

Río Grande de Añasco
Tiene su origen el Río Grande de Añasco de la unión del Río Blanco y el Río Prieto en el límite del Barrio Espino y Pezuela del municipio de Lares. Cruza este río por los municipios de Adjuntas, Lares, Las Marías, San Sebastián, Añasco, Mayagüez. Tiene una longitud aproximada de 40 millas (64 kilómetros) desde su origen hasta que desemboca en el Pasaje de Mona al oeste de Puerto Rico. Tiene de 20 a 60 pies de ancho y de 2 a 20 pies de profundidad.

Río Grande
Nace este río al oeste del Barrio Jagüey del municipio de Rincón a una elevación de 574 pies (175 metros) sobre el nivel del mar. Tiene una longitud de 5.5 millas (8.8 kilómetros) desde que nace hasta que desemboca al oeste de Puerto Rico en el Barrio Río Grande en el límite entre el municipio de Rincón y Aguada. Este río corre de sur a norte.

Río Guayabo
Tiene su origen este río de la unión del Río Culebra y el Río Ingenio en el Barrio Guayabo del municipio de Aguada. Es un río corto y desemboca en el Pasaje de Mona.

Río Culebrinas
Nace el Río Culebrinas en el Barrio Espino de la municipalidad de Lares a una elevación aproximada de 1,377 pies (420 metros) sobre el nivel del mar. Cruza este río los municipios de Lares, San Sebastián, Moca, Aguada y Aguadilla. Tiene una longitud aproximada de 34 millas (54 kilómetros) desde su nacimiento hasta que desemboca al oeste de Puerto Rico en el límite entre el Barrio Carrizal y Espinar de Aguada. Tiene un área de captación de 114 millas cuadradas.

Fuente: Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

Reserva Forestal Cambalache

El Bosque de Cambalache cubre un total de 1,050 cuerdas. Está localizado en la región caliza del norte o zona de mogotes (tierras llanas salpicadas de colinas de piedra caliza) entre los municipios de Barceloneta y Arecibo. Incluye seis segmentos mayores. Mide alrededor de 370 hectáreas y su altura sobre el nivel del mar es de entre 5 a 50 metros. El promedio de lluvia anual que recibe es de 967 milímetros (59 pulgadas) y se encuentra en la zona de vida denominada Bosque Húmedo Subtropical.Los mogotes representan uno de los mejores ejemplos en el mundo de la topografía kársica (formación irregular de piedra caliza que cuenta con sumideros, riachuelos subterráneos y cavernas). La mayoría de los suelos en esta región son derivados de piedra caliza, por lo cual la extracción excesiva de ésta es una seria amenaza al ecosistema de los mogotes. Otras actividades humanas que impactan negativamente esa región son el desarrollo agrícola, la ganadería, la urbanización, la construcción de carreteras y la contaminación producida por las industrias que han proliferado en el área.

Importancia ecológica
Como resultado de la deforestación casi total que sufrió la isla en épocas pasadas, es escasa la vegetación original que queda en las tierras llanas entre los mogotes. Sin embargo, con el abandono de la agricultura, estas tierras llanas se han cubierto de vegetación secundaria. Las únicas tierras que permanecen relativamente inalteradas son las cimas de los mogotes, por su inaccesibilidad dada su escabrosa topografía. Los mogotes son como "islas refugios" para una variedad de plantas y animales, que en algunos casos, no existe en ningún otro lugar del mundo.La actividad humana amenaza los pequeños segmentos naturales que quedan. La boa puertorriqueña (Epicrates inornatus), especie en peligro de extinción, se encuentra en toda la región norte de Puerto Rico y está amenazada por la modificación de su hábitat. Además, las personas las matan debido al tradicional miedo a las culebras y para conseguir su aceite, el cual se usa en la medicina popular.La modificación de los mogotes, sus cuevas y cavernas, podría tener consecuencias nefastas para el balance ecológico de esta región tan especial, ya que se pueden afectar los abastos subterráneos de agua que allí se encuentran. Las cuevas y cavernas representan el refugio diurno para cientos de miles de murciélagos. Ya que algunas de las especies de estos mamíferos son insectívoras, tienen gran importancia como control biológico de insectos. Otras polinizan muchas especies de plantas, incluyendo algunos cultivos agrícolas.Los murciélagos tienen un papel importante en la dispersión de semillas ya que vuelan sobre un territorio muy grande. Además, son parte esencial en la dieta de la boa puertorriqueña. El murciélago rojo frutero (Stenoderma rufum) es una especie amenazada que se ha reportado en este bosque.FloraLa vegetación también es xerófila; entre los árboles que crecen en él destacan las palmas reales y las tabebuias. Existen en este bosque más de 149 especies de árboles de los cuales 15 son endémicos de Puerto Rico y 10 han sido catalogados como en peligro de extinción. Entre ellos se incluyen los siguientes:
Matabuey (Goetzea elegans)
Palo de Ramón (Banara vanderbiltii)
Palo de Rosa (Ottoschulzia rhodoxylon)

Fauna
Se han reportado 42 especies de aves y 14 reptiles y anfibios. Las aves incluyen al menos 6 de las 17 especies endémicas de Puerto Rico como lo son el:
Pájaro bobo mayor (Saurothera wieilloti)
San Pedrito (Todus mexicanus)
Zumbador verde (Anthacothorax viridis)
Come ñame (Chlorostilbon maugaeus)
Bien-te-veo (Vireo latimeri)
Carpintero (Melanerpes portoricensis)

Facilidades / áreas recreativasAdemás de sus atractivos naturales, el bosque cuenta con un área de acampar, un área recreativa, dos veredas para correr bicicletas a campo traviesa ("mountain bikes"), seis kilómetros de veredas para caminar y un vivero en donde se puede comprar una gran variedad de árboles ornamentales. En el bosque estatal de Cambalache, fue inaugurado en junio de 2002 el Bosque Sin Barreras por el secretario de Recursos Naturales y Ambientales, Salvador Salas Quintana. El director de la Oficina del Procurador para Personas con Impedimentos, José Raúl Ocasio García, estuvo en la inauguración y se mostró complacido porque nunca antes se había habilitado un bosque para que las personas con impedimentos físicos pudieran disfrutarlo. Se habilitaron veredas y áreas para acampar.

El Vivero de Cambalache permanece abierto de lunes a viernes de 7:30 A. M. a 3:00 P. M. Para más información, se puede comunicar con el Vivero llamando al (787)881-1866. Para permisos de acampar, pasadías o correr bicicleta puede llamar al (787)724-3724.

LocalizaciónT
omar la carretera # 22 (expreso) y desviarse en la salida exactamente después del peaje Plaza Factor en Arecibo (esta salida le lleva al Barrio Garrochales), siguiendo la carretera # 683. Doblar a la derecha en la carretera #682 y continuar hasta el kilómetro 6.6, donde está la entrada del bosque frente a los "Job Corps". Si entra por Barceloneta, va a doblar a la derecha hacia Garrochales por la placita del sector Catañito. Continúe por la carretera # 682 y va a encontrar la entrada hacia el lado izquierdo. Para mas información se puede comunicar con el Bosque al 881-1004.

Fuente: Fundación Puertorriqueña de Conservación, Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.